El Golfo de Tribugá, ubicado al occidente del departamento de Chocó, es considerado como un sitio clave para la salud del océano por la organización internacional Mission Blue. 

La inmensa riqueza natural de este lugar le valió para ser declarado por esa entidad como Hope Spot o Punto de Esperanza, convirtiéndose en el cuarto ecosistema de Colombia en recibir esta distinción, junto a los Corales de Varadero en la bahía de Cartagena, Capurganá-Cabo Tiburón y la Isla de Malpelo.

Le sugerimos: 

Sylvia Earle, bióloga marina, oceanógrafa y fundadora de Mission Blue, aseguró que este era un lugar que podría convertirse en un espacio para el desarrollo con fines de uso humano a corto plazo, lo cual tendría un gran impacto y sería una pérdida a largo plazo. La experta se refiere a la posibilidad de que en ese lugar especial se construya un puerto de aguas profundas

"También existe la posibilidad de comprender el apreciado valor de tener ecosistemas intactos. Ahora tenemos la oportunidad de hacer lo que sea necesario para mantenerlo así o, de lo contrario, seremos vistos como esa generación que podíamos haberlo cuidado, pero lo dejamos desaparecer", apuntó Earle, quien afirmó que hay muchos razones de esperanza para este sitio. 


La riqueza natural del Golfo de Tribugá le valió para ser declarado como Hope Spot o Punto de Esperanza por Mission Blue. Foto: Expedición Tribugá.

Sandra Bessudo, bióloga marina, y fundadora y directora de la Fundación Malpelo, afirmó que este reconocimiento era muy importante, debido a que en el planeta eran muy pocos los sitios de esperanza que quedaban. "Es un apoyo que también se le está dando, tanto a las comunidades costeras como a los indígenas de esa región, pues sus valores en biodiversidad y ciencia son muy altos, gracias, en gran parte, al manejo que se le ha dado, bajo una forma de desarrollo diferente, sostenible y consciente, basado en la agricultura familiar y poca ganadería, lo cual hay que seguir impulsando para que no se llegue a deforestar la selva chocoana, única en el planeta y el sitio más húmedo del planeta tierra", dijo.  

Le recomendamos: El área protegida que resolvió conflictos entre pescadores artesanales e industriales en Colombia

Para Bessudo la construcción de un puerto en ese lugar significaría la destrucción de la biodiversidad. "Hay que tener claro que el ecoturismo es el modelo de desarrollo económico que mejor se amolda a esa región, pero hay que seguir haciéndolo de forma responsable", explicó. 

"Este reconocimiento a nivel mundial señala a los colombianos la trascendencia de conservar el área marina de uno de los lugares más biodiversos de nuestro planeta. La declaratoria de este sitio hope spot es realmente un llamado a la cordura, de esperanza, para que realmente ayudemos a proteger estos sitios únicos, pues no podemos permitir que se vuelva como cualquier otro", afirmó. 


La pesca artesanal es uno de los renglones económicos más importantes del golfo. Foto: Expedición Tribugá. 

En un video realizado por Expedición Tribugá, Diego Cardeñosa, director de la Fundación Colombia Azul dijo que "no hay que ser un científico con doctorado para darse cuenta que este ecosistema (Tribugá) está en un balance estable en estos momentos y no hay muchos lugares del mundo con ese tipo de balance a la vista". 

A su turno, Fausto Moreno, líder social de Chocó, señaló que la gente en Tribugá tenía una calidad de vida excelente. "Es que la calidad de vida no la mido por riqueza, sino por la libertad, por la tranquilidad y la paz, y eso lo tenemos nosotros. Nosotros podemos correr, mirar lejos, mirar hacia el horizonte y perder la mirada, eso es libertad, eso sí es empoderamiento de calidad de vida", manifestó.