Greta Thunberg se ha convertido en la voz de quienes claman por acciones gubernamentales eficaces para mitigar el cambio climático. Su solitaria lucha, que comenzó el 20 de agosto de 2018 en la Plaza de Mynttorget, frente al edificio Riksdag, en pleno centro de Estocolmo, le valió el reconocimiento de miles de jóvenes y adultos que ahora le siguen y apoyan.  

Esta joven sueca, de 16 años, logró poco a poco ubicar el futuro del planeta en el centro del debate político mundial y motivar a otros estudiantes del mundo a que se unieran a sus huelgas de los viernes, denominadas ‘Fridays For Future‘.

Le puede interesar: El joven ímpetu de Greta

Colombia no fue la excepción. El 19 de enero de 2019 se realizó el primer plantón por el clima en el país. Fue en Medellín, cuando el joven Juan David Giraldo decidió situarse frente al Centro Administrativo La Alpujarra con un cartel, al mejor estilo de Greta, en el que le exigía a los gobernantes que "le devolvieran su futuro".  


Juan David Giraldo, pionero de las huelgas por el clima en Colombia. Foto: archivo particular.

Entonces el movimiento Fridays for Future (Viernes por el futuro) nació. A la iniciativa de Juan David empezaron a unirse más y más estudiantes al punto en que para la protesta global registrada el 20 de marzo se movilizaron grupos en cerca de 20 municipios y en la Primera Huelga Mundial por el Clima, realizada el 27 de septiembre, participaron jóvenes de alrededor de 70 poblaciones del país. 


En cerca de 70 municipios de Colombia ya existe el movimiento Viernes por el Futuro, impulsado por Greta. Foto: Diana Rey/Semana. 

"No tenemos el número exacto de cuántas personas conforman el movimiento en Colombia, ya que nosotros funcionamos  orgánicamente, es decir, con los chicos y chicas que en su momento quieran unirse a la causa. Es algo espontáneo. Sin embargo, ya existen personas que se encargan de organizar los eventos por ciudad, pero fue algo que se creó por necesidad. Hasta ahora se está formalizando todo a nivel de comité, así como la forma de tomar decisiones, las reglas y la estructura", indicó Dib Hadra, vocero del movimiento en Colombia, quien afirmó que paulatinamente se han ido integrando, a través de foros de chat y reuniones periódicas por WhatsApp con los líderes de Europa y otras partes del mundo. 

Le sugerimos: Las 10 frases más impactantes de Greta Thunberg

El joven señaló que desde que se supo que Greta estaría en América se encuentran adelantando las gestiones para traerla a Colombia, sin embargo, la situación se ha complicado por el hecho de que ella no viaja en avión debido a la alta contaminación que genera. Aspiraban a que con la realización de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 25), en Santiago de Chile, del 2 al 13 de diciembre, la activista sueca accediera a visitar el país, pero la cancelación del evento por cuenta de difícil crisis social que atraviesa esa nación, dificulta esa posibilidad

"Seguiremos insistiendo. No sabemos cuál es su agenda, pues eso solo lo maneja ella, su padre y su mánager. Es un misterio lo que irá a ocurrir ahora tras la cancelación de la COP. Es probable que se haga en otro país de América o en Alemania y, de ser así, tal vez se devuelva directamente a Europa. Sin embargo, creemos que a ella le gustaría viajar por Suramérica, tal y como lo había señalado luego de arribar a finales de agosto a Nueva York", apuntó.

 
Greta viajó en un velero cero emisiones de carbono desde Gran Bretaña con destino a Nueva York el pasado mes de agosto. Foto: AFP. 

El activista informó que desde que se anunció que estaría en el continente americano, Greta había recibido cerca de ocho invitaciones formales para viajar a Colombia por parte de organizaciones, empresas y asociaciones, incluso de la misma ONU Mujeres, pero finalmente todas declinaron por el traslado en avión. 

"La única manera es que llegue en carro y no sabemos si sus tiempos le den. Pero yo creo que es posible que venga, no será a un evento, sino a un lugar, pues a ella le gusta compartir con las comunidades. De ser así será algo muy reservado, casi clandestino", manifestó.  

Le recomendamos: Greta Thunberg pidió al mundo que no los abandonen

Dib sostuvo que quieren darle a conocer a Greta que la problemática en Europa es muy diferente a la de América Latina y que para comenzar a ejecutar acciones reales contra el cambio climático aquí, se requiere primero solucionar los problemas de inequidad social, justicia y derechos humanos existentes

"Acá (Latinoamérica) no es tan fácil hacer una transición hacia un modelo económico más sostenible. Debemos primero cambiar la realidad social. Por esa razón es muy difícil que los gobiernos de este continente puedan cumplir los Acuerdos de París", puntualizó. 

Pese a los obstáculos y lo difícil que parezca, Dib y el movimiento Fridays for Future en Colombia seguirán intentando convencer a Greta y a su padre de venir este país que tantos problemas ambientales tiene. Por ahora, la sueca continúa de gira en Vancouver, Canadá.