Cuatro millones de personas se espera que participen este viernes en la Huelga Mundial por el Clima que tendrá como epicentro la ciudad de Madrid (España), en donde se adelanta la edición número 25 de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25). 

La marcha, liderada por la activista sueca Greta Thunberg, iniciará a las 12:00 del medio día (hora colombiana) en la Estación de Atocha y terminará en los Nuevos Ministerios. En esta jornada la acompañarán 850 organizaciones ecologistas y sociales. Además, intervendrán personalidades como el actor Javier Bardem, y actuarán artistas como Amaral y Macaco. Una hora antes (11:00 a.m.) la joven de 16 años realizará una rueda de prensa en el centro cultural la Casa Encendida, junto a otros cuatro integrantes del movimiento Fridays for Future y Juventud por el Clima, en la que se espera participen cerca de 200 medios de todo el mundo. 

Desde su llegada a España, Greta no ha dejado de ser noticia luego de haberse presentado brevemente y por sorpresa en la mañana de este viernes en el recinto ferial Ifema, donde se celebra la COP25. Su presencia no se esperaba sino hasta la próxima semana, pues la activista había llegado hacia solo un par de horas a la estación de Chamartín, luego de un largo viaje de más de 10 horas y tras 17 paradas desde Lisboa. 

Le sugerimos: Greta Thunberg pide ayuda para volver a cruzar el Atlántico y asistir a la cumbre del clima en España

En la entrada de Ifema, Greta participó en un acto con jóvenes con quienes coreó algunas canciones, luciendo el tradicional cartel que siempre la acompaña y en el que se encuentra escrita la frase "Skolstrejk för Klimatet" (huelga escolar por el clima). 

Bajo el eslogan ‘El mundo despertó ante la emergencia climática‘, los manifestantes recorrerán el Paseo del Prado, Recoletos y el Paseo de la Castellana. 

"Que se oiga la voz de todos" es la premisa con la que partirá esta marcha que busca presionar a los líderes de la COP25 de la ONU para que tomen acciones urgentes ante la crisis climática.

Le recomendamos: Greta y Leonardo DiCaprio, unidos contra el cambio climático

La protesta, al margen de la conferencia anual de la ONU, tendrá como grande protagonista Greta, quien se ha convertido en símbolo de la lucha medioambiental desde que lanzó en agosto de 2018 su "huelga escolar", catalizando el movimiento global "Viernes por el futuro".

La activista tuvo su propia odisea para llegar: había ido en velero a América para participar en una cumbre climática de la ONU en Nueva York y luego en la COP25 prevista en Chile.

Pero ante la revuelta social en el país sudamericano, el gobierno chileno desistió de albergar la conferencia de la ONU, y cuando la sede se mudó a Madrid, Greta debió tomar un catamarán para llegar a tiempo a Europa.

En paralelo a la manifestación de Madrid, se espera otra en Santiago, al igual que en varios municipios de Colombia. En Bogotá, por ejemplo, el movimiento Fridays for Future realizará dos concentraciones. La primera está prevista para adelantarse a las 9:00 de la mañana en la Plaza de Bolívar y la segunda a las 5:00 de la tarde, en ese mismo escenario. 

El año del "despertar climático" 

"Sabemos que será masiva, esperamos que sean cientos de miles en la calle pidiendo acción urgente", indicó a periodistas un portavoz de la movilización, Pablo Chamorro.

"El 2019 ha sido sin duda el año del despertar climático de la sociedad civil, de los movimientos sociales, de los jóvenes, que se han levantado para pedir más ambición, medidas valientes, para hacer frente a la emergencia climática", agregó.

En el manifiesto de la marcha, los convocantes envían un mensaje claro a los representantes de casi 200 signatarios del Acuerdo de París reunidos hasta el 13 de diciembre en Madrid, ante el temor que decepcionen las esperanzas depositadas.

Lea también: Las Greta Thunberg latinas que luchan contra el cambio climático

"Exigimos a los gobiernos participantes en la COP25 que reconozcan que la inacción climática actual e insuficiente ambición que reflejan los compromisos más ambiciosos de los países nos conducirán a un calentamiento global desastroso para la vida", señalaron.

"Apenas queda tiempo para frenar la emergencia climática y necesitamos que se oiga la voz de todos los pueblos y personas, en Santiago de Chile y en Madrid", subrayaron.

"Si logramos captar la atención, más personas se implicarán. Y al final, los políticos tendrán que actuar", dijo Paula Rubio, una activista madrileña de 23 años que ayudó a construir una enorme ballena de madera para la marcha.

Los primeros afectados

La protesta quiere ser un "gran momento global", estimó Estefanía González, portavoz de la Sociedad Civil por la Acción Climática (SCAC), que representa a más de 150 grupos chilenos e internacionales.

"Vengo de Chile, un país donde un árbol de aguacate tiene más derecho al agua que una persona", denunció.

La crisis en Chile por la desigualdad social y económica ha estado "directamente relacionada con la crisis ambiental", dijo González, en referencia a las mayores protestas en ese país desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet hace casi 30 años que han dejado 23 muertos.

Puede leer: Greta Thunberg pide a los líderes mundiales hacer más por el medioambiente

La SCAC impulsa la Cumbre Social por el Clima, una conferencia paralela a la COP25 que se extenderá por una semana desde este sábado y que incluirá cientos de eventos y talleres.

Habrá gran presencia de grupos indígenas, "los primeros afectados por el cambio climático", en palabras de Juan Antonio Correa del colectivo Minga Indígena.

"Las prácticas tradicionales e históricas y la relación que han tenido los pueblos de origen indígena con la Madre Tierra es una alternativa y es la manera en que toda la sociedad moderna podría hacer frente a esta crisis climática", aseveró.

*Con información de AFP