Un gigantesco y radiante arcoíris maravilló a los bogotanos la mañana de este jueves. El arco de luz multicolor que apareció en el cielo capitalino se robó todas las miradas de las personas que madrugaron y pudieron observar desde las ventanas y azoteas de sus casas este fenómeno óptico y metereológico. 

A través de redes sociales varios usuarios registraron el momento usando calificativos como "espectacular" o "fantástico. Para otros se constituyó en la mejor recompensa por madrugar tanto. 

Daniel Useche, jefe de la oficina de Pronósticos y Alertas del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), sostuvo que en este fenómeno meteorológico, que se observa en el cielo en ocasiones, pueden verse dos o más arcos de luz multicolor, originados por la descomposición de la luz solar en el espectro visible en un proceso que se llama refracción. "Esto ocurre cuando los rayos del sol atraviesan pequeñas gotas de agua contenidas en la atmósfera terrestre", indicó. 

Le sugerimos: 
El sol también tiene su propio arcoíris

El funcionario del Ideam afirmó que este suceso se puede registrar en cualquier momento, pero depende especialmente de la cantidad de gotas de lluvia, razón por la cual -según él- la mayor posibilidad de formación de esta clase de fenómenos se da durante las temporadas de transición de temporadas seca a lluviosa o al revés, así como durante las temporadas lluviosas."Es muy difícil observarlos en temporadas secas", mencionó.  

Así las cosas, es muy problable que este fenómeno se pueda repetir en los próximos días.

Le recomendamos: 
Llegó la temporada de lluvias con fuertes vientos y tormentas eléctricas

Daniel Bernal, experto en calidad del aire, por su parte, señaló que según la intensidad de las gotas se pueden generar dos o tres arcos de diferentes intensidades y tonalidades. 

De esta manera, la naturaleza sigue mostrando su esplendor en pleno confinamiento humano para prevenir el contagio del coronavirus.