No existe un cálculo consolidado que indique con exactitud el número de hectáreas que han sido arrasadas por el fuego en los 498 incendios que se han registrado en Colombia en lo corrido de 2019

Sin embargo, se estima que hasta la fecha cerca de 100 mil hectáreas de vegetación nativa han sido consumidas por las llamas en el país. Entre diciembre de 2018 y febrero de 2019 se presentaron 23.900 hectáreas de bosques incinerados, según lo dio a conocer la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo y Desastre, Ungrd, en su momento. 

Solo este año, el incendio que se registró hace unos días entre las veredas Caimital y El Tambor, en el municipio de Honda, Tolima, consumió 2.500 hectáreas de vegetación, aproximadamente. En ese departamento, además, las conflagraciones han arrasado alrededor de 10.000 hectáreas entre el 15 de junio y el 29 de agosto, según informó el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam. 

Le puede interesar: Clima extremo en Colombia: entre heladas e incendios forestales

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, a su turno, dio a conocer que 62 municipios de su jurisdicción se habían visto afectados por la presencia de incendios forestales, que sobrepasaban la quema de 750 hectáreas de bosque.

En el último reporte entregado por la Ungrd, en el país se encuentran activos ocho incendios, de los cuales siete se presentan en Tolima: dos en Ortega y los restantes en Carmen de Apicalá, Espinal, Murillo, San Luis y Venadillo, así como uno en Fredonia, Antioquia. 

En el municipio de San Luis desde ayer se presenta una conflagración que, según Gustavo Murillo, secretario del Interior del Tolima, ya ha consumido cerca de 1.500 hectáreas de vegetación nativa y amenazó con llegar con llegar a las barrancas donde reciben clases los uniformados de la Policía Nacional en la Escuela Internacional del Uso de la Fuerza Policial Para la Paz. 

Le sugerimos: Faltan bomberos para apagar tantos incendios en Colombia

En un video se pudo observar como más de un centenar de agentes policiales intentaban ayer en la tarde sofocar las llamas, utilizando sus propias prendas de vestir (chaquetas) para evitar que el fuego siguiera avanzando. Para este viernes se tiene previsto adelantar un operativo especial en el que intervendrán más de 1.300 personas, en su mayoría integrantes de la Policía Nacional.

"Esperamos contar con el apoyo de la Fuerza Aérea, que enviará un avión Hércules que dispondrá de 3.000 galones de agua para tratar de extinguir el incendio en la mañana de hoy", manifestó Murillo, quien agregó que también se cuenta con la asistencia de integrantes de los Cuerpos de Bomberos Voluntarios de Ibagué, Girardot, San Luis y El Espinal, al igual que de la Defensa Civil. 

Según las autoridades la mayoría de las conflagraciones son producidas por la mano del hombre en su intento de adecuar terrenos para la siembra de productos. 

Tolima amanece este viernes con un reporte de nueve incendios activos, que sobrepasan la capacidad operativa de los organismos de socorro de ese departamento, tal y como sucede en otras regiones del país.

 Actualmente solo existen 765 cuerpos de bomberos para atender las emergencias de los 1.102 municipios del país. La fragilidad de los entes de socorro para atender emergencias simultáneas o de grandes proporciones ha quedado evidenciada varias veces, al igual que la desidia de un gran porcentaje de los alcaldes por acatar la Ley 1575 de 2012, por medio de la cual se estableció la Ley General de Bomberos de Colombia. 

En este momento existen tres tipos de bomberos en Colombia: los aeronáuticos (en aeropuertos), los oficiales (28) y los voluntarios (700). Esto quiere decir que la gran mayoría depende presupuestalmente de los aportes que las alcaldías quieran darles y, por ende, son las administraciones municipales las que deciden si funcionan o no. 

Lea también: Cambiar el uso de la tierra, esencial para mitigar el cambio climático

Pese a esto, Eduardo José González Angulo, director de la Ungrd, aseguró que el país cada vez estaba más preparado para enfrentar este tipo de eventos. "El Sistema Nacional de Gestión del Riesgo cada vez es más robusto y cuenta con más capacidades técnicas, lo que facilita la operatividad y la efectividad a la hora de actuar”, afirmó. 

Esa entidad señaló que en la actualidad el sistema cuenta con 220 mil personas, siete centros logísticos humanitarios, 968 unidades de maquinaria amarilla, equipos especializados para la extinción de incendios forestales, equipos para el abastecimiento de agua (motobombas, carrotanques, plantas potabilizadoras, tanques de almacenamiento, equipos de hidrosucción), así como una capacidad instalada de 240 jagüeyes, 135 pozos, 2911 reservorios para el sector agropecuario y 45 aerodesalinizadores.

El Ideam indicó, entre tanto, que hasta mediados de septiembre el país estará inmerso en un fenómeno de variabilidad climática que implicará que, mientras en algunas regiones hará un fuerte calor, en otras las lluvias y el frío intenso no darán tregua. 

En el centro y sur de la región Andina, más exactamente en el valle interandino del río Magdalena, como en Tolima, Huila y el occidente de Cundinamarca, donde las temperaturas han llegado hasta los 40 grados centígrados, hay alerta roja por incendios de cobertura vegetal, al igual que en sectores de La Guajira, Valle del Cauca, Nariño, Quindío, Cauca y Boyacá. 

Entre tanto, en los Llanos Orientales, la Orinoquia, el sur de la región Caribe, el norte de la región Andina, el golfo de Urabá, el sur de Sucre y Bolívar, algunos sectores del Cesar, Santander, Antioquia, Norte de Santander y Chocó, se mantienen las condiciones de invierno.