;
DW

Cerca 90.000 personas fueron evacuadas este lunes de una localidad cerca de Los Ángeles, California, luego de que dos incendios forestales se extendieran rápidamente en más de 5.900 hectáreas, bloqueando carreteras e hiriendo gravemente a dos bomberos.

El incendio más grande, denominado "Silverado Fire", comenzó temprano en la mañana en Irvine Hills, unos 60 kilómetros al sureste de Los Ángeles, y se expandió rápidamente debido a la sequedad del ambiente y los fuertes vientos, dijeron los bomberos. 

Le sugerimos: Más de 140.000 hectáreas consumidas por las llamas en California

"Los bomberos continúan luchando contra las llamas durante la noche en el ‘Silverado Fire‘. Más de 8.000 acres (unas 3.200 hectáreas) se han incendiado, no tenemos informaciones de estructuras destruidas por ahora", dijo la Autoridad de Bomberos del Condado de Orange en una publicación en Facebook.

Un segundo incendio en Yorba Linda, unos 27 kilómetros al norte de Irvine y denominado "Blue Ridge Fire", surgió el lunes por la tarde y ya ha alcanzado más de 2.700 hectáreas, forzando también evacuaciones.

Bomberos luchan contra el Silverado Fire en Irvine, California.
Bomberos luchan contra el "Silverado Fire" en Irvine, California. Foto: Jae C. Hong / AP vía DW. 

Como medida de precaución, las autoridades de Irvine ordenaron la evacuación de "unos 90.800 residentes" que viven en barrios potencialmente amenazados por las llamas, indicó a la prensa Shane Sherwood, jefe de división de la Autoridad de Bomberos del Condado de Orange.

"Fue una locura. Incluso en el coche me dolían los ojos, la nariz y la garganta. Parecía que había caído la noche", dijo  Frédéric Tournadre, un francés que trabaja en una empresa en Irvine, a la AFP. 

Incendios en las cercanías de Los Angeles, California, EE. UU.
Más de de 4.000 bomberos luchan actualmente contra 22 incendios forestales en California. Foto: Jeff Gritchen / Orange County vía DW. 

El local está ubicado fuera del perímetro de evacuación pero la dirección prefirió enviar al personal a su casa. "Incluso en las oficinas comenzamos a oler humo", señaló Tournadre.

Varias rutas se vieron cortadas por la progresión de las llamas, sin que ello impidiera las evacuaciones.

El Servicio Nacional de Meteorología advirtió que la baja humedad, vegetación seca y vientos fuertes son condiciones típicas de esta época del año, pero que este episodio en concreto es particularmente fuerte y reúne "las condiciones más peligrosas para incendios que se han visto desde octubre de 2019", cuando las llamas provocaron evacuaciones a las puertas de Los Ángeles.

Le puede interesar: Incendios en Colombia prenden un nuevo debate

Agregó que la región permanecerá bajo alerta roja hasta el martes por la noche. Alertas similares están vigentes en gran parte de California.

"Los nuevos focos de incendio en los condados de Los Ángeles y Ventura probablemente crecerán muy rápido, tendrán un comportamiento extremo y serán vistos desde lejos, lo que resultará en una amenaza significativa para la vida y la propiedad", indicó.

"Dos bomberos resultaron heridos con quemaduras de segundo y tercer grado y ambos tuvieron que ser intubados en un hospital del área", dijo el jefe de Bomberos del Condado de Orange, Brian Fennesy.

Indicó que los vientos de 30 a 60 kilómetros por hora, con ráfagas de 100 kilómetros por hora, dificultan enormemente el trabajo de los 500 bomberos que intentan controlar las llamas.

Le recomendamos: Las llamas en el Ártico son la mayor señal del cambio climático, dice la OMM

"Con vientos tan fuertes no se puede volar, y eso ciertamente tiene un impacto tanto en los equipos de mano como en las excavadoras y las mangueras", manifestó.

Los incendios "Silverado" y "Blue Ridge" avanzan en momentos en que California y gran parte del oeste de Estados Unidos esta bajo gran riesgo de incendio debido a una sequía crónica agravada por el cambio climático.

La región ha sufrido incendios forestales de magnitud excepcional este año, con 31 muertos y casi 17.000 kilómetros cuadrados arrasados solo en California desde el inicio de la temporada, ya complicada por la pandemia de coronavirus.

La agencia estatal Cal Fire dijo el lunes que más de 4.000 bomberos luchan actualmente contra 22 incendios forestales.

*Con información de AFP