Lentamente avanza la realización del Inventario Forestal Nacional (IFN), que comenzó en 2015 con el objetivo de realizar el acopio, almacenamiento, análisis y difusión de datos cuantitativos y cualitativos que permitieran conocer el estado actual y la composición de los bosques del país y sus cambios en el tiempo. 

Un convenio firmado entre el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), el Instituto Sinchi y el Instituto Humboldt con el Programa Visión Amazonía, del Ministerio de Ambiente, permitirá que esta iniciativa continúe obteniendo un registro preciso, periódico y público de las especies de flora existente en los ecosistemas del país. 

Le recordamos: El monitoreo de los bosques en Colombia, vital para luchar contra la deforestación

Con los 3.000 millones de pesos que se destinaron para esta etapa se espera avanzar en cerca de 100 nuevos conglomerados, parcelas o unidades de muestreo, lo que permitirá alcanzar el 50% de la muestra total de la Amazonia colombiana este año, una vez termine la pandemia. Para finales del 2019 se había logrado levantar la información de 117 conglomerados, equivalentee a un avance del 20% en la muestra establecida. 


Conocer el número de árboles que existen en el país es uno de los objetivos que persigue el inventario nacional. Foto:Jhon Barros/Semana. 

“Realizar este ejercicio permite arrojar un indicador sobre el potencial de producción forestal que puede tener cada una de las áreas del bioma amazónico y fortalecerá todos los procesos que se llevan a cabo en gobernanza forestal para la ordenación y manejo sostenible de este importante recurso natural en la región”, indicó José Yunis, director del Programa Visión Amazonía.

El directivo agregó que contar con un inventario forestal a nivel nacional permitirá conocer la oferta natural de los bosques, identificando su diversidad real, así como la presencia de especies endémicas (únicas de la región), amenazadas o vulnerables.

Le sugerimos: Deforestación: motor de emisión de dióxido de carbono en Colombia

“Este es uno de los primeros proyectos que vincula a toda la institucionalidad del Sistema Nacional Ambiental (SINA) con un propósito de país, porque el país necesita decisiones de territorio informadas en torno a los bosques del inventario forestal nacional”, sostuvo Hernando García Martínez, director del Instituto Humboldt.

Por su parte, Luz Marina Mantilla, directora del Instituto Sinchi, recalcó que esta era la cuarta jornada del inventario forestal que se realizaba en convenio con el Ideam y que gracias a la confianza que se ha desarrollado a lo largo del tiempo en los equipos de trabajo se han logrado  obtener datos lo suficientemente robustos, no solamente para el país, sino para todo lo que es la visión de la Amazonía continental. 

Le puede interesar: ¿Cuántos árboles hay en Colombia?

Yolanda González Hernández, directora del Ideam, a su turno, dijo que este año la meta era conseguir la certificación estadística del Inventario Forestal Nacional por parte del Dane. 

La realización de este inventario es importante ya que la compilación de estos datos permite desarrollar acciones como generar información científica para la toma de decisiones y monitorear la superficie del bosque y la deforestación.