La acción de tutela interpuesta por Diego Fernando Trujillo Marín, procurador delegado para Asuntos Ambientales y Agrarios, y Alicia López Alfonso, procuradora 32 Judicial I Agraria y Ambiental de Boyacá, puso a correr a las autoridades locales, regionales y nacionales.  

El Ministerio Público sustentaba la acción jurídica en un reporte realizado por la Fiscalía General de la Nación en el que se indicaba que el agua del lago natural más grande de Colombia, ubicado en el departamento de Boyacá, tenía la presencia del metal pesado plomo (Pb), el cual superaba por encima de 95 veces los límites de tolerancia para agua superficiales.

En contexto:  7 municipios de Boyacá no consumirían agua del lago de Tota por exceso de plomo

En vista de esta circunstancia, la Procuraduría pedía, entre otras cosas, suspender el suministro de agua para consumo humano que se derivara de ese cuerpo lagunar para los municipios de Sogamoso, Nobsa, Aquitania, Iza, Tota, Cuítiva y Firavitoba, pues esta situación podía poner en grave riesgo la salud y la vida de sus habitantes debido al alto riesgo de toxicidad. Por esa razón, decidió tutelar los derechos fundamentales a la vida, la salud, a un ambiente sano y al agua potable de los habitantes de estas siete poblaciones boyacenses. 

Ante el escándalo suscitado, la Corporación Autónoma Regional de Boyacá junto a la Gobernación, se dieron a la tarea de realizar junto a la CAR Cundinamarca, el Ministerio de Ambiente y el Ideam la toma de 19 muestras y a partir de los resultados que arrojaran, determinar las acciones por seguir. Con estas también se buscaba desvirtuar el estudio hecho por la Fiscalía, que se basó en dos muestras tomadas en inmediaciones a una empresa pisícola. Paralelamente se adelantaron 30 operativos de control en los municipios de Tota, Cuítiva y Aquitania.

Corpoboyacá acudió a la CAR Cundinamarca en vista de que no cuenta con un laboratorio certificado para realizar análisis de metales pesados en el agua. 


Puntos en donde se realizaron las tomas de muestras en el Lago de Tota para determinar la presencia y concentración de plomo. Foto: Corpoboyacá.

El director de Copoboyacá, Herman Amaya, dio a conocer este miércoles los resultados de las primeras 13 muestras tomadas y analizadas por los laboratorios certificados de la CAR y el Ideam para metales pesados en el que confirmó la ausencia de plomo en el lago de Tota en concentraciones que afecten la salud humana. Esto quiere decir, que las personas pueden seguir consumiendo agua de ese ecosistema. 

"Es estos muestreos se puede identificar que la presencia de plomo en el lago está por debajo de los límites permisibles. Los laboratorios señalaron que estaba en 0,01", indicó Amaya, quien instó a los habitantes, sectores económicos e instituciones del orden municipal, departamental y nacional a redoblar esfuerzos y fortalecer aún más su compromiso para conservar y recuperar el Lago de Tota.

Durante la mesa técnica interistitucional de la cuenca del lago de Tota realizada en Aquitania, en donde se socializaron los informes entregados por la CAR, se evidenció, además, la presión que está ocasionado a piscicultura, el cultivo de cebolla, el uso de gallinaza y los agroquímicos sobre este ecosistema, poniéndolo en grave riesgo. 

"Este es un campanazo para que entre todos nos pongamos a trabajar conjuntamente por el lago", aseguró Ramiro Barragán, gobernador de Boyacá, tras conocer los primeros resultados.  

Le recomendamos: Autoridades toman nuevas muestras ante denuncia por plomo en Lago de Tota

Resta esperar por los resultados de otras pruebas que adelantaron el Ideam, el Ministerio y la Superintendencia de Servicios Públicos, entidad que requirió información a los 21 prestadores del servicio en el departamento para determinar la calidad del agua que se está suministrando a la población

"En los próximos días iniciaremos la toma de muestras de agua en las redes de los municipios que se abastecen del lago de Tota, con el fin de determinar si hay presencia de plomo en el líquido suministrado a los usuarios y, en caso de detectarse, tomar las acciones a que haya lugar para su control por parte de los prestadores. La toma de muestras hace parte de las nuevas facultades que nos otorgó la ley del Plan Nacional de Desarrollo", mencionó en su momento la superintendente, Natasha Avendaño García. 


En el marco de la mesa técnica interinstitucional de la cuenca del lago de Tota fueron dados a conocer los primeros resultados de las muestras tomadas en este cuerpo de agua. Foto: Corpoboyacá. 

Las muestras serían tomadas en los municipios de Tota, Sogamoso, Aquitania, Cuítiva, Firavitoba, Iza y Nobsa. Los resultados aún no han sido dados a conocer. 

Al término de la mesa se propuso conformar la Red Interinstitucional de Monitoreo del Lago de Tota, al igual que adelantar un estudio conjunto para identificar potenciales fuentes de contaminación con metales pesados y bioacumulación en el lago de Tota, así como reglamentar y prohibir el uso de pesticidas para proteger la biodiversidad, con el apoyo del Ministerio de Agricultura y el ICA, y continuar y dar celeridad al proceso de deslinde y reconformar el Consejo de Cuenca del Lago de Tota. 

La reacción

Frente a los reultados de las muestras de Corpoboyacá y el Ideam, Diego Fernando Trujillo Marín, procurador delegado para Asuntos Ambientales y Agrarios, señaló que el tema de la presencia de plomo en el agua es la punta del iceberg de una problemática que pasa por la falta de ordenamiento ambiental, social y agrario de las propiedades que se encuentran alrededor de este cuerpo hídrico.  

Para el procurador, el uso irracional del territorio con la disculpa de proteger la seguridad alimentaria es lo que está llevando a una devastación ambiental del lago. 

Le puede interesar: Adelantan campaña para recuperar ambientalmente Playa Blanca, en Boyacá

Sostuvo que ese órgano de control desde hacía más de un año había requerido a la Gobernación, a Corpoboyacá y a los alcaldes de los siete municipios que se abastecen de agua de este lago, para tomar las medidas que permitieran mitigar la contaminación a la que estaba siendo expuesto este ecosistema, situación que por la pandemia de la covid -19 se complicó un poco, pero que, a su juicio, no justificaba su omisión.

Resaltó la falta de acciones conjuntas, oportunas, eficaces y coordinadas entre las autoridades locales, regionales y nacionales para impedir que este cuerpo lagunar natural siguiera siendo envenenado. 

En este punto, es importante resaltar que todavía la acción de tutela que instauró la Procuraduría no ha sido fallada

Lanzan camapaña 

En el marco de esta actividad, el director de Corpoboyacá, Herman Amaya, realizó el lanzamiento de la campaña #AmigosLagoDeTota, enlace directo entre los vecinos y la corporación con cinco propósitos:

  1. Denunciar y canalizar oportunamente malas prácticas.
    2. Que los veedores se puedan desempeñar con suficiencia como educadores ambientales y protectores de su territorio.
    3. Llegar a agremiaciones, hoteles, comerciantes, empresas e industrias del sector, para de manera pedagógica, promover el respeto por la cuenca y cumplir las normas.
    4. Continuar verificando con estricto rigor la legalidad de actividades, enfatizar sobre la legalidad, de lo contrario se impondrán sanciones. 
    5. Trabajar de la mano entre la comunidad, alcaldías, Gobernación de Boyacá, Gobierno nacional y todos los interesados en la conservación del Lago de Tota.