Cada vez es mayor el número de especies que entran a engrosar la lista de aquellos que están en riesgo de extinción. Ahora son las luciérnagas, las que están en peligro, de acuerdo con una investigación realizada por la Universidad de Tufts.   

El creciente uso de pesticidas, la proliferación de la luz artificial y la falta de hábitats para estos insectos, están llevando a que cada vez se vea un menor número de estos animales iluminando los bosques y las áreas rurales.  Expertos explican que en el mundo hay poco  más de dos mil especies, por lo que se deben buscar alternativas tendientes a lograr su supervivencia.

Los análisis de los investigadores indican que la pérdida de hábitat ha generado la disminución de muchas especies silvestres, entre ellas las luciérnadas, que en muchas oportunidades requieren ciertas condiciones ambientales para completar su ciclo de vida. Los expertos explican que su cortejo es un destello de luz rápido y brillante, y cualquier cosa que impida que se vea claramente ese destello puede causar problemas en la reproducción. Se estima que en Suramérica y Asia esta es la principal amenaza para estos animales. 

Le recomendamos: La pava caucana, a punto de desaparecer por cuenta de la deforestación

De hecho, los investigadores encontraron que este último factor es uno de los que más amenaza a estos insectos, pues cada es mayor el uso de este tipo de luz en el mundo.