Un novedoso sistema de reforestación se viene implementando en Colombia. Se trata de la elaboración de cápsulas fabricadas en papel mojado con abono y agua, que son rellenadas con semillas y, posteriormente, puestas al sol durante tres días. 

Una vez tienen una consistencia firme, estas esferas, cargadas de semillas, son arrojadas desde un helicóptero sobre las áreas que requieren ser restauradas, luego de haber atravesado por un proceso de degradación o destrucción.  

El proyecto denominado Lluvia Verde, que está enmarcado en la Operación Artemisa del Gobierno nacional, comenzó con el lanzamiento de 8.000 cápsulas, cargadas con alrededor de 22.000 semillas de árboles nativos como algarrobo, yopo, yopa, samán, guácimo, cedro rosado y copaiba sobre el humedal Las Malvinas, ubicado en el municipio de Orocué (Casanare). 


Los uniformados del Ejercito y la Fuerza Aérea, así como algunos funcionarios de la Gobernación de Casanare, Corporinoquia, el Sena y la Asociación Asosalve fueron los encargados de elaborar las cápsulas con semillas. Foto: Fuerza Aérea Colombiana.   

Para tal fin utilizaron un helicóptero Black Hawk de la Fuerza Aérea Colombiana, institución que en articulación con el Ejército Nacional, la Gobernación del Casanare, Corporinoquia, el Sena y la Asociación Asosalve hicieron posible este primer ejercicio, el cual continuará realizándose pues el objetivo es restaurar las áreas deforestadas de la Orinoquía colombiana, ya que según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), esta es una de las regiones más afectadas del país por la tala indiscriminada de bosques.

Le recomendamos: Reforestación en seis países podría detener el cambio climático

El Gobierno nacional considera que es necesario seguir fortaleciendo las estrategias para repoblar las áreas más damnificadas del territorio colombiano. La meta de este primer ejercicio de la Lluvia Verde es lograr el 75 por ciento de efectividad, es decir, que germinen al menos 16.500 semillas del total lanzado en las más de 10 hectáreas de terreno, que previamente fue identificado y validado por la Corporación Autónoma Regional de la Orinoquia (Corporinoquia), teniendo en cuenta la necesidad de reforestar el humedal y las dificultades para sembrar de manera tradicional.


Desde un helicóptero fueron lanzadas las esferas en el humedal Las Malvinas, ubicado en el municipio de Orocué (Casanare). Foto: Fuerza Aérea Colombiana. 

De esta manera, las diferentes entidades regionales continuarán articulando sus capacidades con el fin de reverdecer el entorno, proteger y preservar el medioambiente, con iniciativas innovadoras en cada rincón del territorio colombiano, dijo el Ejército. 

Le sugerimos: Colombia busca que siembra de bosques sea alternativa al desempleo

Que, si funciona o no esta iniciativa, solo el tiempo y un adecuado acompañamiento lo determinará

 
Las plantas nativas fueron cultivadas inicialmente en viveros. Foto: Fuerza Aérea Colombiana.