;
AFP

Un elefante de Borneo, especie amenazada llamada también elefante pigmeo, fue muerto por bala tras haber destruido cultivos de unos aldeanos, indicó este jueves un funcionario de una región donde ya han sido abatidos otros paquidermos en los últimos meses.

El elefante, un macho de unos cuatro años de edad, fue encontrado el lunes junto a una carretera en el estado regional de Sabah (centro), en la parte malasia de la isla de Borneo, declaró a la AFP Augustine Tuuga, director de los servicios encargados de la protección de la fauna y flora

Le recomendamos: Murió Satao, el rey de los elefantes

Según Tuuga, este acto "despiadado" fue cometido por aldeanos en un lugar aislado. "El animal fue muerto en venganza por haber destruido sus cultivos", afirmó.

Lea defensas del elefante estaban intactas, observó Tuuga, dejando entender que el paquidermo no había sido abatido por el marfil de sus colmillos que, no obstante, se vende muy caro en el mercado negro.

Puede leer: Población de elefantes ha disminuido 30% desde 2007

Desde abril, al menos 18 elefantes de Borneo han sido muertos según el diario malasio The Star. La mayoría fueron abatidos por cazadores furtivos, puesto que partes de su cuerpo son utilizadas en la medicina tradicional china, por sus supuestas propiedades beneficiosas para la salud.

Los elefantes de Borneo serían aún unos 1.200 ejemplares viviendo en plena naturaleza. Esta especie está amenazada por la caza furtiva y también por la reducción de su hábitat natural a causa de la deforestación.

Le sugerimos: Polvo magnético para cazar a traficantes de marfil

Viven principalmente en la región de Sabah y alcanzan una altura máxima de 2,5 metros, bastante menos que los elefantes de Asia. 

Conocidos por el aspecto juvenil de sus rostros, sus grandes orejas y largas colas, fueron reconocidos como una especie distinta a partir de 2003, tras haberles practicado pruebas de ADN.