En pleno corazón del Distrito Regional de Manejo Integrado (DRMI) de Bucaramanga fue desmantelada una mina ilegal de oro, que se encontraba - según la zonificación ambiental - en un lugar de preservación y restauración ecológica y, por ende, no debía ser intervenida por el hombre.

Diego Armando Barajas, coordinador del Grupo Élite Ambiental de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (Cdmb), informó que la intervención de especies forestales protectoras y nativas fueron algunas de las actividades ilegales que se evidenciaron frente a los recursos naturales. "Con las mangueras y las moto bombas los presuntos delincuentes, a través de la presión, logran hacer socavaciones en la tierra, que generan las cárcavas de erosión y un peligro inminente por posibles deslizamientos de tierra", indicó el funcionario. 


La minería ilegal es uno de los mayores depredadores de la naturaleza y la biodiversidad en Colombia. Foto: Cdmb.

Desde la Corporación informaron que también se habían constatado daños ambientales en la franja de protección de la quebrada conocida como Dos Aguas, los cuales provocaron la socavación sobre los taludes por el lavado constante al que era sometido el terreno para la obtención del material aurífero (oro). 

Le sugerimos: Minería ilegal: estudio revela la peor devastación en la historia de la Amazonía

“Para poder obtener el material se disponen de químicos y materiales pesados a nuestra fuente hídrica, como se observó en la escorrentía que da a la quebrada Dos Agua, también vulnerando la zona de protección y amortiguación de esa fuente hídrica”, indicó Barajas.


Se teme que el líquido de la quebrada Dos Aguas se haya podido contaminar por cuenta de los químicos utilizados para poder extraer el oro. Foto: Cdmb.

Para la autoridad ambiental, los daños ocasionados al suelo, la flora, la fauna y el paisaje son irreparables. Los funcionarios de esa corporación arribaron a la unidad de producción minera ilegal, ubicada en el predio Forjas, propiedad de la Cdmb, entre el barrio Gaitán y el kilómetro 6.5 de la vía Girón-Café Madrid, en compañía de uniformados de la Policía y el Ejército Nacional con quienes adelantaron el operativo, luego de ingresar por el barrio Gaitán y caminar 50 minutos, aproximadamente, al interior del área protegida. 

Le recomendamos: Cuatro cosas que debe saber sobre la minería ilegal en la Amazonia

Durante el operativo fueron capturadas cinco personas, quienes quedaron a disposición de la Fiscalía General de la Nación. También se adelantó la destrucción de la mina ilegal y la incautación de herramientas menores. 


Para las autoridades los daños causados al ecosistema son irreparables. Foto: Cdmb.

Juan Carlos Reyes Nova, director de la Cdmb, sostuvo que se trataba de un resultado contundente para a las personas que insistían en adelantar este tipo de actividades ilícitas. "Estaremos muy pendientes y seremos implacables para lograr las capturas correspondientes, para que se respete el medioambiente y para que enarbolemos las banderas de un ambiente sostenible en nuestra área de jurisdicción”, comentó. 

Le puede interesar: Aumenta la minería ilegal en los Farallones de Cali durante la cuarentena

La Corporación señaló que este operativo hacía parte de la lucha interinstitucional contra la minería ilegal, un flagelo que - según esa entidad - se alimenta de la naturaleza y se ha convertido en uno de los mayores verdugos para la salud de los recursos naturales y la biodiversidad no solo de Bucaramanga y Santander, sino del país.