La ciencia ya no es un campo exclusivo para los expertos. Con el paso del tiempo, el desarrollo de diversos proyectos ha permitido romper con ese paradigma a través de los saberes tradicionales de las comunidades y los hallazgos encontrados por las personas amantes de la naturaleza.

Según el Instituto Humboldt, el uso de herramientas como la ciencia participativa ha permitido ampliar los datos disponibles sobre los distintos grupos biológicos, como plantas, insectos, peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos. 

Le puede interesar: "Avispón gigante no podría vivir en Colombia": Instituto Humboldt

“Esto también permite complementar información sobre biodiversidad en territorios con vacíos de información. Así que para convertirse en un naturalista en tiempos modernos, lo único que se requiere es tener espíritu de explorador y una aplicación móvil”, precisó el instituto.

Los jóvenes del Colegio Integrado del Carare quieren dedicarse del todo a estudiar la biodiversidad. Foto: Daniel González. 

Así le sucedió a los estudiantes del Colegio Integrado del Carare (Cica) de Cimitarra en el departamento de Santander, jóvenes que decidieron asumir el reto de explorar la biodiversidad y hoy en día se han convertido en la nueva generación de expedicionarios de la flora y fauna colombiana.

Todo inició en 2018 en el marco de la expedición Santander Bio, cuando el Instituto Humboldt realizó varios talleres de monitoreo participativo de la biodiversidad a través de la plataforma Naturalista. Daniel González, profesor y director del proyecto estudiantil, informó que no ha pasado un solo día en que los estudiantes no hagan uso de la plataforma. 

Le puede interesar: Casi la mitad de los ecosistemas en Colombia está en riesgo: Instituto Humboldt

“Muy rápidamente los estudiantes dominaron la práctica de registrar las observaciones y agregar información de descripción. En tiempo récord logramos imágenes de especies como el perro-zorro, guacamayas, murciélagos y aves. Hemos podido confirmar que la tecnología es una alidada de la conservación”.

Los estudiantes suman más de 23.000 observaciones de la flora y fauna del departamento. Fotos: proyecto Colegio Integrado del Carare (Cica) de la plataforma Naturalista.  

Desde su creación en 2018, el colegio Cica ha consolidado una red de estudiantes exploradores que hoy ya suma 233 jóvenes entusiastas. Según Hernando García Martínez, director general del Instituto Humboldt, este es uno de los grupos de ciencia participativa más activos a nivel nacional. 

“Cabe destacar que el colegio se ubica en una granja de un área de 44 hectáreas donde hay cultivos, ganadería y bosque, convirtiéndose en un perfecto laboratorio de la biodiversidad del departamento de Santander”, expresó García.

Los estudiantes del Colegio Integrado del Carare crearon su propio proyecto en la plataforma Naturalista, el cual ya sobrepasa las 23.000 observaciones de más de 2.250 especies de la flora y fauna de Santander.

Los jóvenes hacen expediciones por los tesoros naturales de Santander para observar y registrar la biodiversidad. Foto: Daniel González.

El docente González destaca que esta formación como expedicionarios ha fortalecido el proceso educativo de los estudiantes. “No basta con hablar de biodiversidad. Es necesario vivirla y descubrirla como una oportunidad de apropiación de los territorios. Es un deber llamar la atención sobre la importancia de generar esa conexión con la naturaleza propia de nuestros municipios y departamentos, así como fomentar actitudes pro ambientalistas en los jóvenes”.

Jennifer Mateus, estudiante de la modalidad agropecuaria que ofrece el colegio, manifestó que la experiencia de ciencia participativa a través de Naturalista ha mejorado las aptitudes investigativas de los estudiantes. 

Le puede interesar: “La ciencia no es la verdad absoluta”: nuevo director del Instituto Humboldt

Hacer registros de fauna y flora es mucho mejor que estudiarlos en un libro. A través de esta experiencia he podido mejorar mis conocimientos sobre la biodiversidad que se encuentra en nuestro territorio de una forma didáctica y práctica. No es posible estudiar la naturaleza en un salón de clases; se necesita tener una interacción con nuestro medio ambiente”. 

La estudiante manifestó que la plataforma Naturalista les ha permitido tener una experiencia documentada de la interacción con el entorno. “Gracias a ella y al proceso de tomar las fotografías y clasificarlas, he podido tener una mejor visión sobre mi futuro profesional. Antes quería estudiar arquitectura, pero ahora quiero dedicar mi vida a proteger la biodiversidad. Quizá estudie ingeniería ambiental o biología”, cuenta Jennifer.

Le puede interesar: ¿Dónde habitan las más de 1.900 especies de aves de Colombia?

Para el director del Instituto Humboldt, esta historia refleja la manera en que futuros investigadores del país se empiezan a formar desde muy pequeños, “recordándonos que la conexión vital -en un territorio tan especial como el colombiano- está presente en todas partes”. 

El Humboldt destaca que la plataforma Naturalista notificó recientemente que alcanzó la cifra 50 millones de observaciones de flora y fauna en todo el planeta. “Los datos que voluntariamente comparten cientos de personas e iniciativas sobre la biodiversidad de Colombia, se encuentran disponibles en diversas plataformas a nivel global, como SiB Colombia, iNaturalist, eBird, Xenocanto, AntWeb y GBIF”.