;
AFP

"Hace mucho calor desde hace semanas en el norte de Noruega. Los animales se retiran hacia lugares un poco más frescos", explicó el jueves a la AFP Tore Lysberg, un responsable de Statens Vegvesen, la agencia de gobierno noruega encargada de las carreteras.

"Tanto los renos como las ovejas encuentran refugio en túneles y áreas sombreadas para refrescarse", dijo.

Puede leer: ¿Puede un rayo matar a cientos de animales?

Si bien este fenómeno no es nuevo, este año recobra importancia dadas las altas temperaturas que se han registrado en el Ártico durante el verano boreal.

El miércoles se anotaron récords para esta época del año en las regiones más nórdicas del país, según indicó el instituto meteorológico noruego: 31,2 °C en el condado de Finnmark, un criadero de renos, muy al norte del Círculo Polar Ártico.

Le recomendamos: Los renos amenazados por el cambio climático

La región está tan caliente que desde principios de año tuvo 12 noches que llamaron "tropicales", porque las temperaturas nocturnas superaron los 20°C, según el instituto meteorológico.

Las previsiones estiman que se volverá a alcanzar temperaturas normales para esta estación a partir del fin de semana.