Un nuevo atentado contra la infraestructura petrolera se registró este sábado, generando graves afectacioes medioambientales a los ecosistemas de la zona. Esta vez fue un ataque contra el Oleoducto Trasandino, el cual se registró en la vereda Valle de las Palmeras en el municipio de Orito, en Putumayo.  

Ante el hecho, la compañía Ecopetrol puso en marcha un  Plan de Contingencia del Oleoducto Trasandino (OTA), para tratar de evitar las afectaciones que se generan por cuenta de esta situación. El atentado produjo la rotura de la tubería y derrame de crudo en el sector, el cual afectó el río Guamuez, además de generar contaminación del aire. Según informó la empresa, en la mañana del domingo ingresó el equipo de mantenimiento y se instalaron barreras de contención con el fin de evitar que el crudo se siga extendiendo. 

En el momento del atentado, el oleoducto no se encontraba operando y la empresa petrolera procedió al cierre de válvulas de sectorización de manera inmediata para evitar una afectación mayor. Como parte del Plan de Contingencia, la petrolera estatal notificó a los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo y Desastres de los municipios de Orito, Puerto Asís y Valle del Guamuez y al Departamental de Putumayo, con el fin de tomar las acciones pertinentes que permitan hacerle frente a la coyuntura y evitar mayores afectaciones.

Así avanzan las labores de recolección del producto y reparación del tubo. Foto: Ecopetrol

Le recomendamos: Atentando a oleoducto en Putumayo produce emergencia ambiental

"Ecopetrol rechaza enfáticamente estas acciones ilícitas que ponen en riesgo la integridad de las personas, afectan gravemente el medio ambiente y el bienestar de las comunidades vecinas a la infraestructura petrolera", dio a conocer la empresa en una comunicación.

En lo corrido del presente año ya son 19 los atentados contra este oleoducto que transporta el crudo producido en el departamento de Putumayo y Nariño hacia el puerto de Tumaco, en el Pacífico colombiano.

Hace menos de un mes también se registró otro atentado en el mismo departamento, el cual generó contaminación del aire y el suelo. En esa oportunidad el ataque se presentó a la altura de la vereda El Líbano en el municipio de Orito. En su momento, las autoridades ofrecieron recompensa con el fin de dar con el paradero de quienes cometieron este delito.