Cerca de 1.250 familias del departamento del Meta resultaron afectadas como resultado del desbordamiento de ríos como el Ariari, Güape, Guamal, Guayuriba, Ureche, Guatiquía, Cumaral y La Cal.

El aumento de las lluvias en los últimos días provocó las crecientes súbitas de estos afluentes que tiene inundados, según Juan Guillermo Zuluaga, gobernador del Meta, a 12 municipios, de los cuales seis ya declararon calamidad pública. “También tenemos 2.557 hectáreas inundadas y seis ríos desbordados en nuestro departamento”, manifestó  el mandatario. 

Le sugerimos: "No todos los fenómenos naturales generan desastres, estos se dan cuando hay población expuesta": Eduardo José González

El gobernador indicó, además, que varias familias que habían quedado aisladas en sus fincas tuvieron que ser rescatadas por organismos de socorro y autoridades que están atendiendo la emergencia. Dieciséis personas, por ejemplo, tuvieron que ser evacuadas en un helicóptero Black Hawk UH-60 de la Fuerza Aérea en la vereda La Isla, en el municipio de Guamal. 


Doce municipios del Meta se declararon en calamidad pública tras las inundaciones causadas por el desborde de varios ríos. Foto: archivo/Semana. 

El Castillo, Lejanías, El Dorado, Guamal, Cubarral, Granada, Acacías y Villavicencio son al algunos de los municipios que han sufrido mayor afectación. Allí cerca de 50 viviendas han resultado averiadas por las lluvias y las inundaciones. También se ha reportado pérdida de electrodomésticos y ropa.

Adicionalmente, en Granada, el puente El Alcaraván, de casi 500 metros de longitud, que, al Meta con el Guaviare, está a punto de colapsar debido a que la fuerte corriente de río Ariari está socavando el terreno donde se encuentra anclada su estructura, situación que provocaría que el sur del departamento quedara incomunicado.  

Los torrenciales aguaceros también provocaron la caída de varios postes que transportan energía, por lo que varias veredas de algunas poblaciones se encontraban sin este servicio. 

Otras regiones 

Pero las lluvias más intensas no solo se han registrado en el Meta, también en Arauca, Casanare y Vichada, mientras que en la región andina se han presentado precipitaciones con intensidades entre moderadas y fuertes en zonas del oriente y occidente de Cundinamarca, Boyacá, Norte de Santander, Santander, norte y occidente de Antioquia, centro y sur de Huila y Tolima.

Desde el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) indicaron que, en el Caribe, las lluvias han estado concentradas en el centro y sur de la región, principalmente en sectores del sur de La Guajira, norte de Cesar y Magdalena, Atlántico y litoral central y sur de los departamentos de Bolívar, Córdoba y Sucre. De igual manera, que en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Le recomendamos: Más de 800 municipios en el país tienen sus POT desactualizados

Daniel Useche, jefe del servicio de Pronósticos y Alertas del Ideam, afirmó que en los últimos días se ha registrado un aumento importante en el nivel de las lluvias, producto del paso de ondas tropicales provenientes de África, que se han consolidado y se desplazan de oriente a occidente.

"A medida que van pasando estas ondas provocan lluvias por encima de los promedios normales. Esta situación se ha reflejado, en especial, en la región Caribe y pie de monte oriental, con énfasis en la Orinoquia", afirmó.

Las lluvias se irán reduciendo desde este fin de semana, dando paso nuevamente a la temporada seca. Foto: archivo/Semana.

Sin embargo, el funcionario mencionó que para los próximos días se preveía una reducción de las lluvias y condiciones secas en gran parte del territorio colombiano, salvo en varios sectores del país como en algunas zonas de la región Andina y el archipiélago de San Andrés donde continuará la nubosidad y las lluvias, con probabilidad de tormentas eléctrica y fuertes vientos, que podrían generar vendavales. 

"Entre julio y agosto se prevé una reducción importante de las lluvias. En septiembre volverán nuevamente las precipitaciones, aunque con una intensidad moderada, mientras que entre octubre y noviembre se espera que se consolide la segunda temporada de lluvias nuevamente en el país", apunto Useche.

Le puede interesar: Mocoa, una ciudad que debe vivir con las alarmas encendidas

El jefe del servicio de Pronósticos y Alertas del Ideam, advirtió que hasta ahora los departamentos más damnificados por la pluviosidad eran Meta, Casanare, Arauca y los Llanos Orientales, en general, así como Cesar, Magdalena y Bolívar. 

El balance 

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) informó, entre tanto, que entre el 1 y el 8 de julio de 2020 se habían registrado 47 eventos en el país, que habían afectado 39 municipios en 14 departamentos, dejando como saldo tres personas fallecidas y una herida, así como 2.018 familias damnificadas, 44 viviendas destruidas y 688 averiadas, 32 vías afectadas y 2.635 hectáreas anegadas. 

Antioquia ha sido el departamento más afectado por las lluvias durante este año. En esa región 52 municipios han sufrido por cuenta de fenómenos asociados a las precipitaciones. En el segundo lugar se ubica Cundinamarca (30 municipios) y Tolima (20). 

Nariño (18 poblaciones), Sucre (18) y Chocó (17), ocupan la cuarta, quinta y sexta casilla en reporte de daños.

Los deslizamientos son uno de los eventos que más ha cobrado víctimas este año. Foto: archivo particular. 

Este año, en total, se han registrado afectaciones en 329 municipios y han muerto 25 personas por cuenta de eventos naturales asociados a la lluvia como deslizamientos, inundaciones, avenidas torrenciales y crecientes súbitas. Santander es el departamento que más ha registrado fallecimientos por esta causa, con cinco casos, seguido por Antioquia, con cuatro y Cauca y Caldas, con tres cada uno. 

Pese a que el nivel de las lluvias se reducirá en los próximos días, las autoridades recomiendan seguir atentos, no bajar la guardia y tener activos los planes de gestión del riesgo