Las imágenes son impactantes. En estas se pueden observar las múltiples heridas que sufrió una tamandúa mexicana, también conocida como oso hormiguero, en diferentes partes de su frágil cuerpo. 

En su cabeza, orejas, cuello y hocico registraba, por lo menos, 12 cortes, producidos, al parecer, con un machete.  

El moribundo mamífero fue encontrado deambulando cerca al casco urbano del municipio de Anzá, en Antioquia. Apenas podía mantenerse en pie cuando un habitante del barrio Divino Niño se percató de su presencia. Al observar el brutal maltrato al que había sido sometido este animal, dio aviso a la Policía Nacional y a funcionarios de la administración municipal que, a su vez, se comunicaron con el equipo de fauna silvestre del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, la Corporación Autónoma Regional de Antioquia (Corantioquia) y el operador Precoodes para que atendieran el caso lo antes posible. 

Le sugerimos: Osos hormigueros son atropellados sin compasión en las vías de Colombia

Inicialmente el individuo fue trasladado a la Estación de Policía donde recibió auxilio por parte de un veterinario. Luego fue llevado de urgencia al Hogar de Paso de Corantioquia, ubicado en el municipio de San Jerónimo, donde inmediatamente recibió atención médica.


El oso hormiguero registraba heridas de arma blanca en la cabeza, orejas, cuello y hocico. Foto: Corantioquia. 

Luego de evaluar su estado de salud, el equipo médico-veterinario al ver que el animal no tenía posibilidades de sobrevivir ante la gravedad de las heridas, tomó la decisión de aplicarle la eutanasia y, de esta forma, evitarle mayores sufrimientos.

La atroz agresión de esta tamandúa mexicana generó el rechazo no solo de la comunidad de ese barrio y el pueblo, sino de las autoridades de la región. 

Le recomendamos: Tres especies de osos hormigueros con escamas están muy cerca de la extinción

"Desde Corantioquia seguimos haciendo un llamado a toda la ciudadanía para que paremos ya el maltrato hacia nuestra fauna silvestre (..). Este hecho nos desconsuela, pero también nos debe llamar a la acción para decirle a las comunidades que entendamos el papel fundamental que tiene la fauna silvestre en nuestros ecosistemas. Ojalá no tengan que generarse más noticias como estas, sino, por el contrario, unas que muestren el buen relacionamiento que debe existir entre las comunidades y la fauna silvestre", Ana Ligia Mora Martínez, directora de Corantioquia. 

Andrés Felipe Holguín, alcalde de Anzá, a su turno, aseguró que como administración rechazan rotundamente el maltrato animal e hizo un llamado de atención a toda la comunidad del municipio a respetar los derechos de los animales. "Protejamos la fauna de nuestro territorio", expresó. 


Debido a la gravedad de sus lesiones, el equipo médico-veterinario decidió aplicarle la eutanasia al oso y, de esta forma, impedir su sufrimiento. Foto: Corantioquia. 

Las autoridades recordaron que el maltrato animal está catalogado como conducta punible por la ley 1774 de 2016 y puede acarrear desde millonarias multas hasta prisión. 

Desde Corantioquia informaron que la tamandúa mexicana es una de las dos especies de oso hormiguero que existen. Esta habita, principalmente, en la zona andina de Ecuador, Colombia y Centroamérica, y se alimenta de insectos como hormigas y termitas. 

Le puede interesar: EN VIDEO: Nena, la oso hormiguero que se salvó de la muerte para cuidar a un bebé huérfano

Pasa, además, la mayor parte del tiempo en los árboles. Es inofensiva, bastante huidiza y no representa peligro alguno para las personas. Es un animal solitario de hábitos nocturnos y arbóreos. Su cuerpo puede alcanzar a mide entre 50 y 80 centímetros de longitud, mientras que su cola prensil entre 40 y 65 centímetros. Además, puede pesar entre 3,5 y 8,5 kilogramos en edad adulta.