Las energías limpias, aquellas que hacen uso de fuentes naturales como el viento o el sol para su funcionamiento, les permiten a varios guardaparques de Colombia continuar con su incesable labor de defender la naturaleza durante los días de confinamiento obligatorio causado por el coronavirus.

Le puede interesar: Especial Guajira: un voluntariado contra la desesperanza

El equipo de defensores del Parque Natural Nacional Gorgona, isla ubicada en el Pacífico colombiano, pudo sobreponerse a las adversidades energéticas por medio de un sistema de paneles solares que generan energía amigable con el medioambiente. La zona había sufrido por el daño de dos plantas eléctricas, las cuales no pudieron repararse por la contingencia.

La sede de Parques Nacionales en la isla de Gorgona ahora cuenta con paneles solares. Foto: PNN.

Los guardaparques recuperaron los panales solares que se encontraban en el área para poner en marcha un sistema eléctrico, que les permite replantear la operatividad y continuar con sus labores para proteger la flora y fauna del área protegida, además de seguir adelantando los procesos de monitoreo, vigilancia y control”, dijo la entidad.

Según Parques Nacionales, el ideal es replicar esta estrategia de generación de energía limpia en las demás zonas del Sistema Nacional de Áreas Protegidas que tengan problemas de la electricidad, y así reducir los impactos ambientales al no utilizar combustibles fósiles

Además de continuar con su labor de defensa del medioambiente, este sistema permite no hacer uso de combustibles fósiles. Foto: PNN. 

Los paneles solares son una alternativa de abastecimiento energético que permite dar operatividad a las funciones que se desarrollan en las áreas protegidas. Además, este sistema amigable con el planeta le posibilita a los guardaparques mantener las comunicaciones con el resto del país a través de internet”.

Le puede interesar: Desde hoy Colombia producirá petróleo con energía solar en el Meta

El Parque Nacional Natural Gorgona tiene un acuerdo suscrito con la comunidad de pescadores que habitan en Playa Bazán, una alianza que permite conservar dos de los ecosistemas más emblemáticos del país: la selva húmeda tropical y los arrecifes coralinos.

Esta isla es un paraíso del Pacífico colombiano que presenta un altísimo valor biológico como un punto importante para la dispersión de especies marinas, principalmente crustáceos y moluscos; además del apareamiento y nacimiento de ballenas jorobadas o yubartas entre septiembre y diciembre”, afirmó Parques Naturales.

Gorgona es un paraíso ecosistémico a donde llegan las ballenas a reproducirse. Foto: Pedro Acevedo.

Energía para el campo

A través del programa de desarrollo local sostenible de Parques Nacionales y la Unión Europea, varias familias campesinas de Santa María, municipio del Huila ubicado en una zona de amortiguación del Parque Nacional Natural Nevado del Huila, recibieron sistemas fotovoltaicos para contar con energía en sus predios.

Le puede interesar: Energías renovables, ¿una alternativa para el Caribe?

Estos campesinos hacen parte de la red nacional de reservas naturales de la sociedad civil, por lo cual el sistema de paneles de doble uso y el kit de herramientas les permitirán mejorar su calidad de vida y seguir desarrollando las actividades que contribuyen a la conservación ambiental.

Campesinos del Huila se comprometieron a seguir restaurando las áreas afectadas por la ganadería. Foto: PNN.

“Estos equipos y herramientas fortalecerán las alternativas productivas sostenibles de las familias, al igual que las actividades como el ecoturismo, seguridad alimentaria y demás prácticas que aportan a la conservación del área de influencia del nevado”, apuntó la entidad ambiental.

Por recibir estas herramientas sostenibles, los campesinos se comprometieron a realizar una restauración pasiva bajo la estrategia de sistemas fotovoltaicos, que además de proveer la energía necesaria para aislar zonas de conservación del uso agropecuario, resolverá una necesidad básica que no tenían: un servicio de energía eléctrica.

“Dentro del área protegida del nevado del Huila no se puede instalar este tipo de infraestructura. Por eso, decidimos realizar el proyecto en las reservas naturales de la zona de influencia. Tuvimos en cuenta que los predios contaran con un plan de manejo o planificación de restauración”, puntualizó Parques Nacionales.

Los sistemas fotovoltaicos fueron instalados por expertos de Parques Nacionales. Foto: PNN.