Con el propósito de empoderar a los colombianos para que reconozcan el potencial de las plantas y hongos que hay en el territorio nacional y de esta manera promover un mercado para las diferentes especies, motivar el uso sostenible de la biodiversidad mientras se protegen los recursos naturales y apoyar el cumplimiento de varios de los objetivos de desarrollo sostenible, se desarrolla el proyecto "Plantas y hongos útiles de Colombia". 

Se trata de un iniciativa que adelantan el Real Jardín Botánico de Kew y el Instituto Humboldt, instituciones que trabajan para que se pueda sacar provecho de la biodiversidad que tiene el país, pues se estima que hay alrededor de 26.000 especies de plantas, de las cuales al menos 5.803 tienen usos reportados como útiles. La diversidad de hongos puede ser igual de alta, sin embargo, esta aún no se ha descubierto.

"Toda esta biodiversidad colombiana y sus usos representan una enorme oportunidad para el crecimiento verde y la bioeconomía del país", señalan Mauricio Diazgranados, investigador y líder del proyecto del Real Jardín Botánico de Kew y Felipe García, coordinador del Programa Ciencias de la Biodiversidad, del Instituto Humboldt. 


Las comunidades hacen parte del desarrollo del proyecto. Foto: @RBG Kew
 

El proyecto se desarrollará en cuatro etapas, algunas de las cuales ya están avanzadas. La primera es la recopilación de la información existente y disponible sobre plantas y hongos útiles en el país, para comprender, entre otras cosas, dónde se encuentran estas especies, cuál es su cobertura taxonómica y geográfica, dónde se encuentran los vacíos de información, como identificar áreas de importancia para su conservación y cómo se puede mitigar la erosión del conocimiento tradicional sobre estas especies a través de la ciencia ciudadana. 

La segunda es llevar a cabo una estrategia de diseminación de este conocimiento para llegar a una audiencia muy amplia, a través de múltiples herramientas. Dicen que ya existe, por ejemplo, una plataforma llamada ColPlantA (http://colplanta.org/), la cual recoge la información detallada de más de 26.000 especies de plantas presentes en Colombia.

Le sugerimos: 190 plantas endémicas de alta montaña están en alguna categoría de amenaza

"También estamos en el proceso de crear otra herramienta digital llamada Colfungi, específicamente para hongos. Adicionalmente, participaremos en eventos como el Hay Festival de Cartagena 2021, en donde hablaremos del poder de las plantas y los hongos para solucionar problemas globales. Y estamos trabajando con la Embajada de Colombia en UK y la Embajada de UK en Colombia, en iniciativas gastronómicas que buscan promover los ingredientes naturales, entre muchas otras cosas", afirman.


Un grupo importante de investigadores trabaja en diferentes regiones del territorio nacional. Foto: @RBG Kew


Una tercera fase es la creación de una Red de Cadena de Valor, que permita poner este conocimiento en manos de los tomadores de decisiones, emprendedores, educadores y cualquier persona que quiera comenzar una iniciativa de negocios verdes, bien sea productor o vendedor.

La última etapa, es la puesta en práctica de esta Red de Cadena de Valor en tres áreas estratégicas del país, que nos permitan evaluar el resultado de la implementación.

El proyecto, que se extenderá hasta febrero de 2022, involucra directamente cerca de 60 investigadores del Real Jardín Botánico de Kew y el Humboldt, además, de contar con una red extensa de instituciones y colaboradores nacionales de todo el país, dado que es una iniciativa que tiene un alcance nacional. 

A partir del trabajo ya desarrollado, han identificado varias plantas que tienen interés de priorizar como modelo para la creación de la Red de Cadena de Valor y, para ello, están desarrollando talleres virtuales con emprendedores, comunidades, organizaciones y potenciales usuarios. 

¿Por qué Kew escoge a Colombia?

Según Mauricio Diazgranados, la misión de Kew es desbloquear el potencial de las plantas y los hongos para la humanidad, a través de la investigación científica.

Para las directivas de esta institución, un mayor conocimiento de las plantas y los hongos puede contribuir a resolver algunos de los desafíos más críticos que enfrenta hoy en día la humanidad, y Colombia es un país estratégico para Kew por su altísima diversidad biológica y cultural, amenazada, entre otros aspectos, por la rápida deforestación, producto de los conflictos sociales, económicos y de uso de la tierra en los territorios.  Por esta razón, el país representa una oportunidad para encontrar soluciones de desarrollo sostenible basadas en la naturaleza.


Más de 5.800 especies de plantas en el país tienen usos útiles. Foto: @RBG Kew

Las instituciones que hacen parte de esta iniciativa buscan que la misma sea transformadora para el futuro de Colombia. Su objetivo es que más empresas y personas empiecen a pensar en la conservación y uso sostenible de la biodiversidad como un aspecto prioritario para su desarrollo y el bienestar de los colombianos. 

Precisaron, que algunos de los resultados del proyecto se materializarán en tres plataformas en línea: ColPlantA (colplanta.org), la plataforma que recopila la información más actualizada de especies de plantas en Colombia; Colfungi (colfungi.org), plataforma que recopila la información más actualizada de especies de hongos en Colombia; y la Red de Cadena de Valor (VCN), que conecte a todos los integrantes de algunas de las cadenas de valor que viene describiendo el proyecto. 

Le recomendamos: Dos de cada cinco plantas en el mundo están en riesgo de desaparecer

Adicionalmente, se desarrollarán 32 productos para diferentes públicos, entre los cuales se encuentran manuscritos e informes científicos, mapas, encuestas, guías sobre los requisitos para desarrollar negocios alrededor de las platas y hongos, herramientas educativas, videos, dos catálogos, uno de plantas y otro de hongos, entre otros. 

Por último, el proyecto contribuirá con la creación de capacidad de investigadores, académicos, profesionales y formuladores de políticas en ambos países, para que sus frutos puedan seguir siendo cosechados una vez finalizado el mismo.

La biodiversidad colombiana permite determinar que hay alrededor de 26.000 especies de plantas. Foto: @RBG Kew

Dada su experiencia como centro global para el conocimiento de plantas y hongos, con colecciones y asociaciones que permiten abordar desafíos urgentes para la humanidad, el Real Jardín Botánico de Kew ha desarrollado iniciativas similares en la región, en países como México y República Dominicana; sin embargo, sus investigaciones científicas se extienden a cientos de naciones alrededor del mundo. 

En Colombia, el proyecto es financiado por el Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial del Reino Unido (BEIS), a través del Fondo Newton - Caldas y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MinCiencias) e implementado por el Consejo Británico (British Council), con contrapartidas del Real Jardín Botánico de Kew y del Instituto Alexander von Humboldt. El costo total es de 2,5 millones de libras.