Ni el pico y placa ambiental ni la restricción a la operación de industrias que operan fuentes fijas con combustibles sólidos y líquidos han sido suficientes para mejorar la calidad del aire de Bogotá

Por esa razón, la Secretaría de Ambiente del Distrito decidió mantener la alerta amarilla por calidad del aire en toda la ciudad. "Esta decisión se toma después de observar durante las últimas horas altos niveles de contaminación en las estaciones Carvajal–Sevillana, Kennedy, Puente Aranda y Móvil Carrera Séptima", indicó. 

Le puede interesar: Vea el estado de la contaminación en Bogotá y Medellín en tiempo real

Carolina Urrutia, secretaria de Ambiente, sostuvo que el deterioro de la calidad del aire se debía principalmente a la influencia de los vientos que están transportando el material particulado de los incendios forestales que se vienen registrando en el norte del país, es decir, el Magdalena medio, el Caribe y la zona oriental.

Se prevé que estas condiciones se mantengan en los próximos días. Por eso, desde la Alcaldía se optó por continuar con el pico y placa ambiental este fin de semana (sábado y domingo) y con las restricciones a las industrias, que no podrán operar desde las 12:00 de la noche hasta las 11:59 a.m., durante el tiempo que dure la alerta.

Frente a estas medidas han surgido cuestionamientos por parte de expertos en calidad del aire como el profesor Luis Belalcazar para quien estas actuaciones no son suficientes y hace falta mayor investigación sobre este tema para poder establecer soluciones efectivas

"No sabemos realmente qué impacto tiene el pico y placa, no tenemos un indicador para determinar la eficacia cuando se da una restricción muy fuerte en la movilidad, no solo de vehículos a gasolina, sino de diésel, pues no solo los carros particulares y motos están obligados a acatar la medida, también los camiones, y aún, a pesar de eso, la calidad del aire en Bogotá y Medellín no mejora, lo que indica que estas medidas no son suficientes y que falta algo más en todo Colombia", expresó Belalcazar.  

Le sugerimos: Incendios de Colombia y Venezuela aumentan emergencias de calidad de aire en varias ciudades

Para el docente de la Universidad Nacional lo positivo es que este tipo de restricciones ayuda a que, por lo menos, la calidad del aire no empeore. "Es posible que sin pico y placa hubiésemos estado mucho peor ayer, sin embargo, eso no lo sabemos con certeza", apunto. 

Sobre el particular, Carolina Urrutia le respondió que sin pico y placa algunas estaciones hubieran pasado a naranja o rojo. "Hacemos uso de las herramientas disponibles en el marco de la alerta, no resolvemos años de insuficiencia estructural en dos meses", dijo la secretaria de Ambiente, a través de su cuenta de Twitter.   

Ante este panorama el docente se pregunta: ¿cuál es la contribución en porcentaje de cada una de las variables que están involucradas en el problema (vehículos, industrias, fuentes externas como incendios forestales y la meteorología)?. Su respuesta es sincera: "No sabemos y me atrevo a decir que en Colombia nadie lo sabe, nadie puede decir que este episodio que tuvimos ayer de mala calidad del aire en Bogotá se debe esta u otra variable. Es algo que debemos investigar para poder responder con conocimiento", recalcó.  

Le recomendamos: Bogotá tendrá seis nuevas estaciones de medición de aire

Belalcazar afirmó que en el país hay muchas cosas que no se saben y que requieren de mayor investigación. "Yo no creo que un solo grupo de investigación o un solo profesor pueda lograr responder sobre qué debemos hacer para mejorar la calidad del aire. Tiene que haber un trabajo de mucha gente, de muchos grupos de investigación, coordinado y a poyado financieramente por el Estado para poder llegar a responder preguntas, de otro modo, vamos a pasar muchos años con mala calidad del aire no solo en Bogotá y Medellín, sino en el resto del país", expresó.  

El docente señaló que con base en la información publicada en la plataforma digital aqicn.org han podido observar los pronósticos de calidad del aire y las tendencias de los próximos días. "Esa información proviene de diferentes fuentes de información como modelos globales y monitoreos satelitales, mediante una combinación de varias herramientas que son manejadas por la Unión Europea y su programa Corpernicus. Hemos estado evaluando el desempeño de esa plataforma en Colombia y al parecer sí es confiable, no es ciento por ciento eficaz, pero sí nos da un indicio de lo que puede pasar hasta en los próximos tres días. Nos señala si la calidad del aire va a se buena, regular o mala", puntualizó Belalcazar. 

A su turno, Daniel Bernal, experto en calidad del aire, apuntó que es indispesnable que se instalen redes de monitoreo en tiempo real en otras ciudades y municipios del país, ya que la contaminación no solo afecta a las capitales.