Para el próximo 21 y 22 de marzo el Gobierno tiene previsto realizar la gran jornada nacional de siembra de árboles, que tendrá como eslogan: #PorqueSembrarNosUne. 

En esta, que será la primera de tres sembratones que se tienen proyectadas desarrollar en 2020, participarán los departamentos de Antioquia, Boyacá, Santander, Cundinamarca, Tolima, Valle, Huila, Norte de Santander, Chocó, Amazonas y Cauca

Con esta iniciativa se pretenden recuperar zonas degradadas por fenómenos como la deforestación y el uso inadecuado, así como las cuencas en donde se produce el agua y la interconexión entre ecosistemas. 

Le puede interesar: El árbol milagroso que puede ayudar a combatir la destrucción de los bosques

Ricardo Lozano, ministro de Ambiente, espera que en estas jornadas se vincule el sector empresarial, organizaciones sociales y ambientales, la comunidad académica y familias completas. "Mientras tanto, nos unimos aprendiendo de los servicios y bienes que los árboles y los ecosistemas nos ofrecen en nuestros barrios, veredas, cuencas abastecedoras de acueductos y de sistemas de riego, entre muchos otros", comentó el jefe de esa cartera.  

En el evento también se aguarda que se vinculen las gobernaciones, alcaldías, concejos y autoridades ambientales de las regiones

Pero ante el anuncio del Gobierno han surgido varios interrogantes como, por ejemplo, si es posible sembrar esa cantidad de plantas en solo dos días; quién se responsabilizará del acompañamiento de los árboles; quién y cómo se contabilizará que esa cifra se cumpla; si los terrenos seleccionados para tal fin son los adecuados y si realmente este tipo de siembras contribuyen a contrarrestar los problemas de fondo en lo concerniente a la deforestación en el país. 

Le sugerimos: Estudiantes tendrían que sembrar cinco árboles para graduarse

Carlos Javier Llanos Rojas, ingeniero forestal, arborista e instructor internacional de árboricultura, afirmó que lo preocupante en este tipo de campañas era que normalmente no estaban acompañadas de expertos y no contaban con la planeación previa requerida.  

Para el experto, inicialmente se debe determinar si en los viveros del país existen las cinco millones especies que se necesitan y, más aún, los 180 millones que planteó el gobierno sembrar. "Deben ser plantas nativas y no especies invasoras que, posteriormente, se conviertan en plagas", enfatizó. 

El también vicepresidente de la Asociación Colombiana de Arboricultura (ACA) sostuvo que también es fundamental definir técnicamente los sitios donde se harán las siembras, establecer bajo qué modelo se va a plantar y el patrón de mantenimiento que se implementará. "La idea no es plantar un árbol y dejarlo botado (...). Lo importante es que sea un objetivo alcanzable y no un botadero de dinero como ocurre habitualmente con este tipo de campañas", señaló.

Le recomendamos: Así es el árbol más alto de las selvas tropicales

Llanos afirmó que los árboles destinados para la conservación de cuencas y ecosistemas requieren de, al menos, tres años de mantenimiento (mínimo cuatro por año). "Es es el tiempo requerido para que prenda, se establezca y no muera", comentó. 

Agregó que el 56% del territorio nacional tiene vocación forestal en zonas como las cordilleras, las cuencas hidrográficas, las áreas de amortiguación de los parques nacionales y las tierras destinadas a la ganadería. "Todo esto requiere, además, una concentración con los propietarios de los predios a intervenir y una logística robusta", expresó Llanos, quien añadió que, aunque es posible que se puedan sembrar cinco millones de árboles en dos días, es indispensable adelantar estudios previos, el acompañamiento de la academia y un "ejército de personas" que permitan a cumplir la meta.  


Para los expertos es necesario que se siembren los árboles nativos según las condiciones específicas de cada zona. Foto: archivo/Semana. 

Vicente Medina, ingeniero forestal y especialista en recursos forestales, cree que es posible sembrar los cinco millones de árboles en dos días si confluyen en ese objetivo las autoridades municipales y departamentales, además de las instituciones educativas y las agremiaciones de los 11 departamentos. 

Puede leer: El país que logró el récord de plantar más de 350 millones de árboles en 12 horas

"Es importante que las entidades municipales, en cabeza del área ambiental, realicen una adecuada selección y validación de los terrenos y elijan juiciosamente las especies nativas propias de cada zona, dependiendo de los pisos térmicos. Puedo hablar que, por ejemplo, para las partes altas se dan muy bien los arrayanes, laureles y mortiños", apuntó.

El experto considera que los viveros existentes en Colombia tienen la capacidad suficiente para suministrar el material vegetal requerido para esta primera jornada de siembra, pero hizo énfasis en que esta actividad debe ser liderada por personal técnico idóneo para lograr un mayor éxito y garantizar el seguimiento y control de las plantaciones.