Australia podría perder uno de sus íconos más relevantes: el koala. La Fundación Australiana del Koala (AKF por sus siglas en inglés) lanzó una alerta ante el inminente peligro de extinción de esta especie.  

Según la ONG en Australia tan solo quedan 80.000 ejemplares, razón por la cual vienen reclamando la implementación de una ley de protección para estos animales que fueron catalogados como una especie funcionalmente extinta. 

"Esta cifra es, aproximadamente, el uno por ciento de los ocho millones de koalas que fueron asesinados por su piel y enviados a Londres entre 1890 y 1927", indicó esta organización a través de un comunicado.  

Le puede interesar: Probo Koala, el buque que envenenó a Costa de Marfil

Asimismo, el comunicado revela que, tras haber monitorizado desde 2010 los 128 distritos electorales que se encuentran dentro del hábitat del koala, la especie ya ha desaparecido de 41 de estas zonas. 

"El nuevo gobierno australiano podría promulgar rápidamente la Ley de Protección del Koala. Ambas partes dicen que quieren proteger el medio ambiente. Una buena manera de empezar sería protegiendo los bosques donde habitan los koalas, que cubren el 20% de nuestro territorio", mencionó la ONG. 

Le sugerimos: 7 mentiras que creía verdad sobre estos animales

Por medio de esta inciativa se busca la protección de los árboles (eucaliptos) donde habita esta especie, ya que la pérdida de su hábitat es el principal factor de riesgo para la extinción de este marsupial que se alimenta de las hojas de esta planta. 

Por medio de su cuenta de Twitter la presidenta de AKF, Deborah Tabart OAM, afirmó que ya le había pedido al primer ministro de Australia, Scott Morrison, promulgar la ley.

El término “funcionalmente extinto” se referirse específicamente a una especie cuya población ha disminuido hasta el punto en que ya no puede desempeñar un papel importante en su ecosistema. De igual forma, da cuenta de una pequeña población que, aunque todavía se está reproduciendo, sufre de endogamia, es decir, no hay cruces con especies distintas a sus familiares lo que amenaza su viabilidad genética.