El maltrato contra los animales no se detiene. En las últimas horas se conoció un hecho lamentable registrado en el municipio de Baranoa, en el Atlántico, en donde la Policía rescató a una perrita que habría sido abusada sexualmente por un habitante de esta población. 

A través de redes sociales, el comandante de la Policía de ese departamento, coronel Hugo Molano Losada, rechazó "cualquier acto que vaya en contra del bienestar de los animales".

Según informaron las autoridades de policía la perrita, llamada Fiona y que vive en condición de calle en el barrio Caldas de ese municipio, será trasladada a un centro de recuperación animal para su valoración. 

El rescate del animal se produjo como resultado de la denuncia realizada por la periodista y activista, Rosa Julia Herrera, quien a través de Twitter dio a conocer el hecho, frente al cual las autoridades respondieron de forma oportuna, con el fin de poner bajo protección a Fiona.

Le recomendamos: Investigan a soldado por lanzar un perro al vacío desde varios metros de altura

Frente a la reacción de la Policía, la denunciante agradeció por movilizarse en torno a esta vida animal que fue menoscabada, e hizo un llamado para que se identifique al maltratador. Les pidió a las autoridades que se proceda con contundencia ante la aberrante conducta del agresor y señaló que los animales tienen una voz y es la de quienes luchan por su protección. 

La perrita Fiona deambula por las calles del barrio Caldas, en el municipio de Baranoa, Atlántico. Foto: Twittwer Policía del Atántico

Este es el tercer hecho que se conoce de ataques contra caninos en menos de dos semanas. Este viernes se supo del ataque a dos perros a los que les arrojaron aceite hirviendo causándoles graves quemaduras en su cuerpo, para luego tirarlos a la calle y abandonarlos frente a una ONG que se dedica al rescate de animales en peligro, ubicada en el barrio El Polo de Bogotá. 

La semana pasada, entre tanto, también a través de redes sociales se dio a conocer un video en el que se observa a un miembro del Ejército Nacional lanzando a un cachorro al vacío desde varios metros de altura. La actuación del militar causó una ola de rechazo dada su calidad de servidor de la Patria; sin embargo, el castigo impuesto por un juez se limitó a tener buena conducta.

Este oficial y otros tres que fueron testigos del hecho, no aceptaron los cargos por los que el juez les dictó medida de aseguramiento no privativa de la libertad, que los obliga a presentarse ante el despacho de la Fiscalía y observar buena conducta a nivel individual, familiar y social.

Rescate se perritos abandonados

Por otro lado, la Policía Nacional también informó que miembros de esta institución llegaron hasta la orilla del río Sinú, en Montería para rescatar a una perrita que se encontraba abandonada con sus tres cachorros.

El general Óscar Atehortúa, director de esta institución, hizo un llamado para no se siga maltratando a los animales, pues se trata de seres que debe ser cuidados y que merecen toda la atención de los humanos.