Fiel a su estilo el corredor antioqueño Rigoberto Urán decidió enviarle un mensaje a los colombianos a través de su cuenta oficial de Twitter. 

A través de un video de 25 segundos de duración, el pedalista de 31 años, de manera espontánea, como siempre, les solicitó a las comunidades no cazar a los ojos de anteojos. 

"Señores cómo les parece que Urrao, mi tierra, es un corredor natural súper importante del oso de anteojos pero mucha gente los está cazando. Este animal está en vía de extinción y hay que cuidarlo, porque donde está el oso de anteojos hay bosque y donde hay bosque, hay agua y donde hay agua, pues hay vida..., entonces a cazar gallinas muchachos. Cuidemos bastante a este animal", mencionó Rigoberto, quien se prepara por estos días para participar en la Vuelta a España que se disputará entre el 25 de agosto y el 16 de septiembre. 



El oso andino o de anteojos es vulnerable a extinguirse en el país. Se estima que en los próximos 30 años podría perder hasta el 30 por ciento de su hábitat como consecuencia de múltiples factores como, por ejemplo, la expansión de la frontera agrícola, a la tala de indiscriminada del bosque, la caza ilegal y el cambio climático.

Puede leer: El guardián de los Andes: 13 razones para amar al oso andino en su día

Este tipo de oso es tal vez el úrsido más vegetariano y a la vez el más arbóreo que existe, excluyendo al oso panda, que come exclusivamente bambú, razón por la cual no es una especie que prefiera alimentarse de carne, como temen muchos campesinos que por miedo a que ataque su ganado lo terminan asesinando. 

De hecho su dieta se basa en frutas, bayas, bulbos, raíces, cortezas, hojas y hongos, y en ocasiones se alimenta de insectos, miel, huevos, reptiles, peces, roedores, pichones y muy rara vez de caprinos, ovinos, camélidos y vacunos.

Le sugerimos: El enternecedor video de un oso de anteojos llevando a bañar su cría

El tremarctos ornatus, nombre científico, es el único oso de América del Sur y el único de su especie con vida. Habita entre los 800 y los 3.800 metros sobre el nivel del mar, principalmente en bosques húmedos y páramos de la Cordillera de los Andes. 

Puede llegar a medir entre 1,30 metros (hembra) y 1,90 metros (macho) y pesar entre 80 kilogramos (hembra) y 125 kilogramos (macho). Sin embargo, con el paso del tiempo esta especie ha venido reduciendo su tamaño y actualmente es común encontrar osos de 1,50 metros. 

Aquí un video que explica por qué esta especie es tan fascinante