El confinamiento obligatorio para prevenir el contagio del coronavirus permitió a muchos ecosistemas del país tomar un respiro. Uno de estos lugares fue el Ecoparque río Pance, ubicado a 12 kilómetros de Cali por la vía La Vorágine.  

Durante más de seis meses este pulmón ambiental situado en el corregimiento de Pance se mantuvo al margen del turismo desbordado: una de las principales amenazas para su cuenca y la biodiversidad que habita de este ecosistema, al igual la minería, el descontrolado auge de la urbanización y la colonización irregular. 

Sin embargo, en solo cuatro fines de semana la contaminación generada por los cientos de turistas que han visitado el lugar tras su reapertura, lo está volviendo a asfixiar. 

Le sugerimos: Corazón de Pance: ecoparque que permitirá recuperar el pulmón de Cali

Libne Villa, integrante de la Mesa Ambiental de Cultura Ciudadana del corregimiento de Pance y del grupo de Guardianes del Río Pance, aseguró que luego de una jornada de limpieza adelantada a comienzos de esta semana, junto a varios vendedores ambulantes de Cali que se benefician del sector turístico, recogieron más de 25 bultos de basura, tanto en el cauce del río como en sus orillas. 

“Hace ocho días recogimos media tonelada, pero esta vez calculamos recoger más de una tonelada y media. 
Es impresionante la cantidad de basuras que dejaron en el río", expresó. 

Según Villa encontraron de todo: zapatos, pañales, icopor, vasos, botellas de vidrio y de plástico, ropa, canecas de aguardiente y hasta elementos de brujería, pasando por tapabocas y guantes. 


La mujer de 54 años, que por mucho tiempo ha liderado una lucha en pro de la protección de ese afluente, sostuvo que ese era el único de los siete ríos que tiene Cali que aún se encontraba en buen estado, razón por la cual instó a los turistas a propender por su protección. 

Aseguró que, si los turistas siguen abusando y dejándolo en tan malas condiciones luego de visitarlo, muy pronto también podría perder sus servicios ecosistémicos.

Le recomendamos: El renacer de un parque gobernado por el olvido en Cali

"Nosotros como guardianes a estamos cansados de recogerle la basura a los turistas. Necesitamos que por favor los visitantes sean responsables con sus residuos para que, por lo menos, los saquen a los sitios de transferencia que existen dentro de la zona", resaltó.  

Recalcó, además, que la idea es que, así como los visitantes encuentran un lugar limpio y agradable al llegar, de igual manera lo dejen. "Vienen, lo disfrutan y nos dejan todo el mugre, eso no puede seguir pasando". Para ella, la pandemia del coronavirus, no contribuyó a generar conciencia por preservar la naturaleza.

Sobre el particular, desde la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) informaron que, de la mano de la comunidad, vienen trabajando en conservar este importante tesoro natural de los caleños. 

"Con el fin de contribuir a mejorar la disposición inadecuada de residuos sólidos que se presenta en la zona, sobre todo los fines de semana cuando Pance recibe cientos de turistas, la CVC entregó 15 módulos de recolección de basura dentro del área de influencia del Distrito Regional de Manejo Integrado de Pance", indicó Marco Antonio Suárez Gutiérrez, director general CVC. 

El funcionario agregó que como institución apoyan las constantes jornadas de limpieza que se hacen sobre el río y se fortaleció el grupo de personas de la comunidad que se han caracterizado por cuidar y mantener el afluente limpio.

Le puede interesar: Salvan a un perezoso de caer en manos del hombre en Buga

"A ellos se les entregó chalecos, palines, rastrillos, machetes, extintores, linternas, silbatos, botiquines, binoculares, costales e indumentaria (gorras, camisetas, guantes y botas) indispensable para realizar su valiosa labor de voluntariado. También se trabaja en el tema de la educación ambiental con las instituciones educativas de la zona, a través de los Proyectos Ambientales Escolares (Prae)", informó.  


El corregimiento de Pance ha sido fuertemente impactado a nivel ambiental por cuenta de la contaminación, la tala indiscriminada de las cuencas alta y media, la captación masiva de agua y los vertimientos no autorizados de desechos. Foto: Alcaldía de Cali. 

Suárez sostuvo que esa corporación invirtió cerca de 430.000.000 de pesos en un estudio capacidad de carga para el corredor del río Pance y su área de influencia, con el fin de establecer tres objetivos fundamentales: conocer, evaluar y monitorear los impactos del ecoturismo; determinar la capacidad de carga aceptable en el corredor del río, y formular un programa de turismo de naturaleza enfocado al aviturismo para el DRMI Pance. "Se espera que dicho estudio sea entregado en el mes de diciembre", manifestó. 

Lea también: Restringen el acceso al Parque Nacional Natural Farallones

Informó, además, que dentro de unas semanas esa autoridad ambiental entregará a la comunidad de Pance un sistema de alertas tempranas, compuesto por siete alarmas con sensor, las cuales serán ubicadas en sitios estratégicos de la cuenca del río y se activarán cuando el caudal aumente.

El corregimiento de Pance, ubicado en el sur de Cali, es un territorio ancestral, cuna de pueblos indígenas como los lilíes y los pance, que ha sido fuertemente impactado a nivel ambiental por cuenta de la contaminación, la tala indiscriminada de las cuencas alta y media, la captación masiva de agua y los vertimientos no autorizados de desechos.