A los humanos se le acaba el plazo para evitar que el calentamiento global siga incrementando. Un informe entregado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) en octubre de este año determinó que si las temperaturas llegan a superar los 1,5ºC aumentarían los riesgos de cambios profundos o incluso irreversibles en el medio ambiente. 

El IPCC advirtió, por ejemplo, que si la temperatura es superior a 1,5ºC, el nivel del mar subirá entre 26 y 77 centímetros para 2100, mientras que con 2ºC aumentará 10 centímetros más, debido al deshielo de los polos. Esto se traduciría en tsunamis más fuertes. 

Adicionalmente, habrían olas de calor más intensas en todas las regiones del mundo, incluyendo los trópicos, situación que pondría en peligro este tipo de ecosistemas, al igual que la producción de algunos alimentos. 

Le puede interesar: El experimento de Harvard que busca desarrollar una polémica forma de reducir la temperatura de la Tierra

Entre tanto, un estudio realizado por expertos que fue publicado en noviembre en la revista Nature Climate Change indica que existe una gran probabilidad de que se registren catástrofes climáticas simultáneas en la Tierra antes de que termine este siglo como consecuencia del cambio climático. 

El informe reveló que algunas regiones del mundo podrían enfrentar hasta seis fenómenos naturales al mismo tiempo. 

"Si, como prevé el Acuerdo de París sobre el clima de 2015, el mundo consigue limitar el calentamiento a 2ºC respecto a la era preindustrial, Nueva York sufrirá un fenómeno climático único cada año a finales de siglo. Pero, si las emisiones de CO2 siguen al ritmo actual, la megalópolis estadounidense podría padecer hasta cuatro al mismo tiempo, mientras que México, Sídney y Los Ángeles sufrirían tres, y las costas atlánticas brasileñas, cinco", señala el estudio. 

"Concentrarse en un riesgo puede esconder los impactos de otros peligros, lo que lleva a una evaluación incompleta de las consecuencias del cambio climático en la humanidad", manifestó Camilo Mora, de la Universidad de Hawai, autor principal del estudio.

Le sugerimos: Con heladas y sequías: así llegará el fenómeno de El Niño a Colombia

Pero la contaminación del planeta no es solo un tema que le competa a los gobiernos manejar. También vincula a las personas del común, quienes son los que finalmente producen la mayor cantidad residios. En Colombia, por ejemplo, se generan 12 millones de toneladas de basura, en promedio, y solo recicla el 17 por ciento.

Bajo esa perspectiva es fundamental que cada ciudadano del mundo comience a adelantar desde su cotidianidad acciones que contribuyan a reducir su impacto ambiental. 

Semana Sostenible le indica qué podrían hacer para ser más amigables con el medio ambiente de cara al 2019:

1. Evite la utilización de plásticos de un solo uso como pitillos, copitos de oídos, platos y cubiertos desechables, cuchillas de afeitar, guantes para comer pollo, botellas y bolsas ya que algunos de estos elementos pueden tardar hasta 1.000 años en descomponerse en los rellenos sanitarios. Por ejemplo, las bolsas de plástico se demoran cerca de 150 años en biodegradarse, mientras que las botellas fabricadas de PET o PVC podrían tomar hasta 450 años.

2. Ahorre energía. La generación de este servicio por medio de las fuentes tradicionales (térmica, hidráulica o nuclear) generan contaminación e impactos ambientales de alguna índole. 

3. Recicle. Separar los residuos en casa, según su tipo, permitirá reducir el volúmen de desechos que disponen en los vertederos y propicia su reutilización. Para tal fin se deben disponer canecas de varios colores para poder diferenciar donde se ubicara cada elemento según su composición: envases y plásticos; papel y cartón; cristal y vidrio; orgánicos (desechos de alimentos), y peligrosos (jeringas, etc.). 

4. No arroje a la basura común los aerosoles y envases de cartón (tetrabriks), pues los dos son producidos con metal, por lo que su descomposición se realiza por oxidación, un proceso que puede tardar al menos unos 30 años para biodegradarse naturalmente. Además, generalmente, ambos poseen clorofluorocarbonos que son los agentes principales que causan el agujero en la capa de ozono.

5. Reduzca el consumo de chicles pues las bolitas que habitualmente se desechan por el efecto del contacto con el oxígeno, se endurecen y resquebrajan, razón por la cual su proceso de descomposición tarda como mínimo de 5 años. 

6. Las pilas están hechas de metales como mercurio, zinc y óxido de plata por lo que degradarse naturalmente puede tardarse 500 a 1.000 años. Además, los elementos químicos de los que están compuestos estos productos son altamente contaminantes. Es indispensable disponerlas adecuadamente y no arrojarlas con la basura tradicional. 

7. Cerca de 500 años pueden tardar en biodegradarse por completo los pañales desechables y las toallitas íntimas femeninas, ante este panaorama es fundamental realizar con este producto un reciclaje adecuado y no botarlo con los demás desechos. 

8. Intente utilizar lo menos posible el vehículo particular o de ser necesesario hágalo con varios pasajeros. De esta esta manera se evitará el uso de otros carros o motos, pues entre las emisiones contaminantes que producen están: el dióxido de carbono (CO2), el monóxido de carbono (CO) y óxidos de nitrógeno(NOx), entre otros.

Es tiempo de actuar y entre todos salvar el planeta.