La Comisión Quinta del Senado aprobó en último debate el proyecto de ley que pretende prohibir el uso de plásticos en el Archipiélago de San Andrés.

La iniciativa que busca que en la Isla dejen de utilizarse productos como pitillos, vasos, platos y cubiertos desechables, entre otros, ahora pasará a conciliación y luego a sanción presidencial.

El ponente del proyecto, el senador por el partido liberal, Guillermo García Realpe, ha dicho que la propuesta está dirigida a proteger la fauna y la flora de la Isla, pues considera que hay unas 118.000 hectáreas Sea Flower, que están siendo afectadas por el uso de este tipo de materiales.

Lea también: Colombia da un paso hacia la prohibición de los plásticos de un solo uso

García enfatizó que es la primera vez en el país que se prohíbe la introducción, uso y comercialización de artículos de plástico de un único uso y que actualmente los plásticos están afectando a los ríos y el mar, en su fauna y su flora y este es un primer paso en la protección de estos ecosistemas.

El congresista explicó que una vez se sancione la ley por parte del presidente de la República, la prohibición será progresiva, pues en lo relacionado con los artículos de plásticos de un único uso, se tendrán dos años para empezar a utilizar elementos elaborados a partir de materiales biodegradables.

En la nueva Ley también se estipula que San Andrés no debe aceptar que buques provenientes de otros países lleguen al territorio a depositar residuos sólidos, entre ellos, los plásticos, dentro de su esquema de manejo de recolección de basuras.

Le puede interesar: Inicia el fin de los plásticos de un solo uso 170 países acuerdan reducir su consumo

Insistió en que los turistas sí podrán utilizar recipientes que sean reutilizables, porque de lo contrario, podrían tener problemas durante su visita a la isla.

El senador García dijo que la apuesta ahora es que esta prohibición se extienda a otras regiones del país, especialmente en el Caribe y el Pacífico colombiano.

Frente al tema, la viceministra de Ambiente, María Claudia García, resaltó el compromiso de luchar contra el uso del plástico, en donde Colombia se sumaría a un reto de carácter mundial, dados los efectos y los largos periodos que se requieren para que este material se degrade.