En el primer trimestre del año 2021, Colombia podría contar con un nuevo parque nacional natural: la Serranía de Manacacías

Julia Miranda, directora de Parques Nacionales de Colombia, así lo indicó, al término del lanzamiento del suplemento especial del Boletín de Investigaciones Marinas y Costeras que esa entidad, junto al Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras José Benito Vives de Andréis" (Invemar), realizaron. 

La funcionaria, a quien hace algunos días le fue aceptada la renuncia por parte del ministro de Ambiente, Carlos Correa, pero aún no se le ha notificado su fecha de salida, aseguró que de acuerdo al cronograma y si el proceso avanza con celeridad, esta zona de la Orinoquia colombiana será declarada área protegida y se constituirá en el parque natural número 60 del país, categoría que le dará protección constitucional y legal, así como un plan de gestión que - según la directora - ya se viene identificando y planteando. "Casi que va a nacer esta área con plan de manejo incorporado", afirmó. 

Le sugerimos: Así se invertirán los 366 millones de dólares que donarán Noruega, Alemania y el Reino Unido

Miranda sostuvo que ya se cuenta con "un fuerte, potente y robusto documento de investigación" que da cuenta de la extraordinaria riqueza natural que alberga Manacacías. Indicó que en este momento el proceso se encontraba en etapa de concertación con las comunidades locales. 

"Nosotros iniciaremos un proceso de acuerdo con las comunidades locales para manejar las tierras adecuadamente. En el área ya hemos identificado quienes tienen propiedad de la tierra y no les vamos a fallar en nuestra palabra. Esas personas han contribuido en el proceso de construcción del documento que sustenta la idoneidad del área para ser declarada área protegida y parque nacional, en el cumpleaños número 60 de Parques Nacionales Naturales de Colombia", mencionó.  


En la Seranía de Manacacías es posible encontrar 182 especies de mamíferos (seis endémicos colombianos). Foto: Raudal Flor Amarillo. 

La directora informó que después da cumplimiento a los compromisos con esas comunidades que habitan en el territorio, el documento pasará a la Academia Colombiana de Ciencias Exactas Físicas y Naturales para su análisis. "Si bien para ellos no será algo nuevo, pues ya han conocido el proceso porque les hemos ido contando de qué se trata y en qué avanzamos, es su responsabilidad dar un concepto formal sobre la posibilidad de declarar el área", explicó. 

Miranda señaló que, tras cumplirse ese trámite, la declaratoria pasará a manos del Ministro de Ambiente, quien será el encargado de firmar la resolución por medio de la cual se establecerán los límites del área y los valores objetos de conservación. "Esperamos que eso ocurra, de acuerdo con el cronograma que tenemos, en el primer trimestre del año entrante, si las cosas siguen como vienen", resaltó. 

Le puede interesar: Julia Miranda ratifica que en el Tayrona no se deben construir hoteles

Instó, a la comunidad y la opinión pública, a estar muy atentas y propender por la declaratoria de la Serranía de Manacacías muy pronto para, de esta manera, "proteger esta riqueza de los colombianos", que cuenta con especies de flora y fauna únicas distribuidas en 454 aves, entre residentes y migratorias, 182 mamíferos (seis endémicos colombianos), 56 peces, 22 anfibios y reptiles, y más de 100 especies de palma.

Estas se sitúan en los seis ecosistemas que conforman la Serranía, ubicada entre los municipios de Puerto López, Puerto Gaitán, Puerto Lleras, San Martín y Mapiripán, en una extensión superior a las 240.000 hectáreas. Se trata de pastizales de sabana natural en llanuras onduladas y disectadas, bosques de galería, matorrales, esteros, complejos lagunares y palmares mixtos.

Se despidió

Al término del lanzamiento, Miranda aprovechó para despedirse en público de todos los funcionarios de parques que la acompañaron en su gestión durante 16 años. Sostuvo que su paso por la dirección de esa entidad fue para ella una experiencia de vida, "una experiencia enriquecedora" a través de la cual creció como persona, profesional y desarrolló muchas capacidades y conocimientos "de la maravillosa tierra de Colombia y su gente". 

"La conservación de la naturaleza no es un trabajo, sino un propósito en la vida. Tomo las palabras del profe Miguel Rengifo, de la Universidad Javeriana, porque las siento como propias (...), es una vocación de servicio y eso es lo que yo he aprendido de la gente que trabaja por la conservación de la naturaleza", expresó. 

En contexto: Piden la renuncia de Julia Miranda a la dirección de Parques Nacionales

Resaltó la labor de los guardaparques y el trabajo en conjunto de todos los integrantes de esa entidad en pro de objetivos comunes. "Es gente muy comprometida, que ha hecho una gestión extraordinaria, de la cual yo me siento orgullosa, porque siento que ha sido un trabajo en equipo, cohesionado y comprometido", apuntó. 

Destacó la cultura parquiana, la cultura de la conservación como un propósito de vida, que - según ella - debe ser tenido en cuenta por todos los colombianos. "Viven en el país de la megadiversidad, por eso deben apropiárselo, de manera que no sea solo un trabajo, sino un propósito que nos haga mejores personas y profesionales desde donde nos desempeñemos, mejores padres de familia y colombianos. Esa es la invitación que quiero hacerles a todos", concluyó.