Las autoridades de la Reserva Natural Privada Hoedspruit, en las afueras de Phalaborwa, tratan de identificar los restos de un hombre que fue atacado por leones. La cabeza y el cuerpo destrozados fueron hallados junto a una escopeta de caza, lo que hace pensar que se trataba de un cazador. Al parecer, el personal de la reserva escuchó algunos gritos, pero solo se percataron de lo ocurrido cuando encontraron el cuerpo.

Puede leer: Es oficial: el puma del oriente de Estados Unidos desapareció de la faz de la tierra

En Sudáfrica, elefantes, rinocerontes y leones son víctimas de quienes se dedican a la caza deportiva y visitan este tipo de parques para hacer sus faenas. En esta ocasión, todo parece indicar que el cazador se encontraba en una cacería de búfalos en un terreno cercano, por lo que resulta extraña la aparición de su cuerpo en Hoedspruit.

Cada año, 250 personas son asesinadas por leones. Uno de estos animales puede pesar entre 130 y 190 kilos y alcanzar velocidades de más de 80 kilómetros por hora. El fotógrafo Charlie Lynham, que se dedica al registro de vida silvestre, le dijo al Daily Mail: “si sales a caminar por el monte, temo que entras en el juego limpio de la naturaleza. No hay forma de que alguien pueda culpar a los leones por esta muerte”.

Le recomendamos: Tres leones recién nacidos alegran a los niños en la Franja de Gaza

Los directores de la reserva han pedido la colaboración de los vecinos y de los funcionarios de otros parques para establecer la identidad del hombre y aclarar las circunstancias en las que se produjo su muerte.