La Universidad de los Andes, la Pontificia Universidad Javeriana y la Universidad del Rosario se unieron para solicitarle al Gobierno que derogue las cuotas de pesca establecidas para año 2020 en el Pacífico y el Caribe, y mantenga lo que se contemplaba para años anteriores.

Las instituciones de educación superior basan su petición en que varias de las especies listadas en la Resolución 350 de 2019, expedida por el Ministerio de Agricultura, van en contra de las tendencias nacionales e internacionales sobre la conservación y la sostenibilidad de los ecosistemas pelágicos, es decir, cercanos a la superficie.

En un comunicado, las universidades señalan que aunque entienden el espíritu de la norma, las cuotas fijadas deberían definirse de acuerdo con la estabilidad y la salud poblacional de las distintas especies existentes en los mares colombianos, haciendo especial énfasis en los tiburones. "Resulta fundamental contar con estudios sistemáticos para entender, al menos en el mediano plazo, la abundancia y la reproducción de las diferentes especies", indicaba el documento. 

Le puede interesar: Urgen revocar resolución que permite comercio de aleta de tiburón

Para la comunidad académica y científica permitir, antes que prevenir la captura de estas especies, al decretar cuotas específicas sin estudios previos, abre la posibilidad de una captura dirigida hacia estas, circunstancia que agravaría la situación de amenaza de especies vulnerables, de acuerdo con los Libros Rojos Nacionales de Especies Amenazadas y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), tales como Alopias pelagicus, A. supercilliosus, Carcharinus falsciformis y Sphyrna corona.

Sin embargo, una de las mayores preocupaciones se centra en el hecho de haber establecido una cuota para las aletas de los tiburones. Para las tres universidades esta medida es, en extremo, contraproducente debido a la demanda de las aletas de tiburón (sin distinción de especies) en Asia, así como por el creciente mercado ilegal en todo el mundo. "El aleteo se encontraba prohibido en la Resolución 1743 del 29 de agosto de 2017 y esperamos que esta restricción se mantenga para evitar con esto el posible tráfico ilegal de aletas hacia países asiáticos", señalaba el comunicado.

Le sugerimos: Mercado asiático: amenaza para los tiburones en Colombia

Las instituciones académicas consideran, además, que sin datos sólidos, tanto del estado de las poblaciones de las especies de tiburón amenazadas ni de sus capturas incidentales, una cuota tan alta atribuida a la pesca artesanal, claramente genera mayores riesgos y una posible asociación con una pesca dirigida a los tiburones. "El comercio internacional de varias especies de tiburones se encuentra regulada por CITES y su inclusión en cuotas con fines de exportación podría estar violando compromisos internacionales del país", advierte el escrito. 

Las universidades pusieron a disposición del Gobierno los equipos de trabajo con los que cada una de las instituciones cuenta para realizar acompañamientos a los estudios que se requieran para establecer "cuotas de pesca responsables". Según estas, el país cuenta con profesionales con capacidades en técnicas que permitirán hacer la investigación necesaria. Aseguraron, también, que se tienen las herramientas metodológicas para ayudar al Gobierno a tomar decisiones informadas en el manejo responsable de estos recursos. 

Lea también: Las verdaderas razones por las que los tiburones atacan a los humanos

"Hacemos un respetuoso llamado al Ministerio, al igual que a la autoridad pesquera y sus entidades consultoras, a derogar estas cuotas de pesca para el próximo año y a mantener que se contemplaba para años anteriores", enfatizaba el comunicado. 

El pronunciamiento de estas tres universidades se produce luego del álgido debate que se ha suscitado en torno a la pesca de tiburones y el aprovechamiento de sus aletas.