Un nuevo ecosistema colombiano acaba de ser declarado como sujeto de derechos. Esta vez se trata de la zona ambiental del Valle de Cocora, en el municipio de Salento (Quindío). 

La acción de tutela presentada por Jaime Hernán Arias, presidente del Concejo Municipal de Salento y miembro de la Fundación Bahareque, fue fallada a favor por parte Tribunal Superior del Distrito Judicial de Armenia que insta a varias instituciones, entre otras cosas, tomar acciones urgentes para su protección y salvaguarda.  

Le sugerimos: Intervienen bosques de palma de cera para sembrar arracacha

Ordena, por ejemplo, a la Alcaldía de Salento, la Gobernación del Quindío, la Corporación Autónoma Regional del Quindío y a Parques Nacionales Naturales de Colombia a reunirse, en un término máximo de 15 días, para coordinar acciones en torno a la creación, actualización e implementación de un estudio de capacidad de carga que permita determinar cuántas personas pueden ingresar al Valle de Cocora.

Y es que una de las razones que motivaron al concejal Arias a interponer esta acción jurídica fue el turismo desbordado que se venía desarrollando en este patrimonio natural de Colombia. "En la acción de tutela solicité la protección de los derechos a la salud, el mínimo vital, el goce de un ambiente sano y la protección a riquezas culturales y ambientales que se han vulnerado por la omisión de varias entidades que no han implementado un modelo de turismo sostenible en el municipio de Salento, específicamente en el casco urbano, vereda Boquia y Valle de Cocora, lo que, además, está generando un incremento exponencial de contagios de covid-19”, sostuvo.  

.  


La palma de cera es el hábitat de especies como loro orejiamarillo y una gran parte de distribución se encuentra en Salento. Foto: Rodrigo Bernal. 

El cabildante espera que esta demanda no vaya a ser malinterpretada, pues insistió en que no se trata de condenar la actividad turística, "sino de llevar a la acción lo que ya está establecido en ley"

El fallo también ordena la inclusión en la elaboración de estas estrategias a los habitantes del municipio, la Procuraduría Ambiental y la Cámara de Comercio de Armenia y el Quindío, pues - según el documento - se ha evidenciado que en el 50 por ciento de las áreas protegidas no existe la participación de las comunidades tradicionales o locales, las cuales son fundamentales para participar en el aprovechamiento de los recursos naturales de los parques. 

Le recomendamos: SOS para salvar a Tochecito, el santuario de palmas de cera más grande del país

José Manuel Cortés, director de la Corporación Autónoma Regional del Quindío (CRQ), por su parte, afirmó que en próximos días todas las autoridades involucradas se reunirán para analizar el fallo y poder avanzar en su cumplimiento. 

Salento es la mayor reserva de palma de cera (Ceroxylon Quindiuense) del país, hábitat del loro orejiamarillo, el Cóndor de los Andes y de 40 especies de fauna silvestre más, según los registros de la CRQ. En esa zona, además, se encuentra el nacimiento del 60 por ciento de las fuentes hídricas que abastecen al departamento del Quindío, de ahí la importancia de su cuidado y protección.