• La abeja melífera occidental (Apis mellifera) es la especie más conocida de los himenópteros. Hay nueve especies de abejas melíferas en el mundo y 30.000 de abejas silvestres. Estas últimas visitan mil flores al día. Las melíferas, unas 300. El 80% de las plantas con flores son fertilizadas por insectos. Foto: W. Kumm vía DW
    La abeja melífera occidental (Apis mellifera) es la especie más conocida de los himenópteros. Hay nueve especies de abejas melíferas en el mundo y 30.000 de abejas silvestres. Estas últimas visitan mil flores al día. Las melíferas, unas 300. El 80% de las plantas con flores son fertilizadas por insectos. Foto: W. Kumm vía DW
  • La colonia de abejas domésticas vive en un 'Estado'. Cada abeja tiene ciertas tareas: las obreras limpian, cuidan de la descendencia, recolectan néctar, polen, agua. Sus vidas son tan agotadoras que mueren tras 42 días. Los machos, zánganos, solo tienen una tarea: aparearse con la reina. Foto: Mostafigur Rahman vía DW
    La colonia de abejas domésticas vive en un 'Estado'. Cada abeja tiene ciertas tareas: las obreras limpian, cuidan de la descendencia, recolectan néctar, polen, agua. Sus vidas son tan agotadoras que mueren tras 42 días. Los machos, zánganos, solo tienen una tarea: aparearse con la reina. Foto: Mostafigur Rahman vía DW
  • La reina es más grande que su corte. Su única tarea, entre marzo y agosto, es producir descendencia. Pone hasta 1.200 huevos al día y puede sobrevivir de tres a cuatro años. Las abejas nodrizas, que se ocupan de la cría, seleccionan huevos de la reina y crían uno que será su sucesor. Foto: K. Wothe vía DW
    La reina es más grande que su corte. Su única tarea, entre marzo y agosto, es producir descendencia. Pone hasta 1.200 huevos al día y puede sobrevivir de tres a cuatro años. Las abejas nodrizas, que se ocupan de la cría, seleccionan huevos de la reina y crían uno que será su sucesor. Foto: K. Wothe vía DW
  • La miel consta de 200 ingredientes. En primavera y verano, las abejas recolectoras vuelan incansablemente hacia flores y hojas, chupan néctar y melaza, y recolectan polen. El edulcorante final que producen es apreciado por los humanos, que crían abejas y cosechan su miel. Foto: P. Pleul vía DW
    La miel consta de 200 ingredientes. En primavera y verano, las abejas recolectoras vuelan incansablemente hacia flores y hojas, chupan néctar y melaza, y recolectan polen. El edulcorante final que producen es apreciado por los humanos, que crían abejas y cosechan su miel. Foto: P. Pleul vía DW
  • La apicultura está de moda. En Nueva York, Londres o Berlín: muchos la asumen como pasatiempo. Y salvan a las abejas, que cada vez encuentran menos alimento en los campos envenenados con pesticidas, monocultivos gigantes y setos sin flores. Las ciudades ofrecen sustento en las flores de los parques. Foto: J. Kalaene vía DW
    La apicultura está de moda. En Nueva York, Londres o Berlín: muchos la asumen como pasatiempo. Y salvan a las abejas, que cada vez encuentran menos alimento en los campos envenenados con pesticidas, monocultivos gigantes y setos sin flores. Las ciudades ofrecen sustento en las flores de los parques. Foto: J. Kalaene vía DW
  • Las plantas con flores representan una gran parte de la biodiversidad. Polinizadores como el abejorro, la otra: transportan polen de una flor a la siguiente y permiten la reproducción de muchos tipos de frutas y verduras. Gracias a ellos, crecen alimentos por 235 mil millones de dólares al año. Foto: R. Guenter vía DW
    Las plantas con flores representan una gran parte de la biodiversidad. Polinizadores como el abejorro, la otra: transportan polen de una flor a la siguiente y permiten la reproducción de muchos tipos de frutas y verduras. Gracias a ellos, crecen alimentos por 235 mil millones de dólares al año. Foto: R. Guenter vía DW
  • Las abejas silvestres son solitarias y no producen miel. Las avispas y avispones tienen cuerpos delgados, de color amarillo. Las avispas se lanzan a tortas, bebidas dulces o carne. Los avispones, con casi el doble de tamaño, atrapan mosquitos. A diferencia de las abejas, estos polinizan flores incluso con viento y lluvia. Foto: C. Robiller vía DW.
    Las abejas silvestres son solitarias y no producen miel. Las avispas y avispones tienen cuerpos delgados, de color amarillo. Las avispas se lanzan a tortas, bebidas dulces o carne. Los avispones, con casi el doble de tamaño, atrapan mosquitos. A diferencia de las abejas, estos polinizan flores incluso con viento y lluvia. Foto: C. Robiller vía DW.
  • Este abejorro chupa alimento líquido y los distribuye con su lengua o glosa. Se le mantiene en invernaderos para distribuir el polen de las bayas, las frutas y los tomates. Se aferra a las flores y sus músculos vibran tan fuerte que sacuden el polen. Foto: Meul-Van Cauteren vía DW
    Este abejorro chupa alimento líquido y los distribuye con su lengua o glosa. Se le mantiene en invernaderos para distribuir el polen de las bayas, las frutas y los tomates. Se aferra a las flores y sus músculos vibran tan fuerte que sacuden el polen. Foto: Meul-Van Cauteren vía DW
  • El 40% de las 560 especies de abejas salvajes nativas de Alemania están en peligro de extinción. Para sobrevivir necesitan materiales de construcción como arcilla, arena, tierra y viruta de madera. Anidan en suelos arenosos, madera muerta o tallos, así como en flores sin llenar de marzo a septiembre. Foto: U. Anspach vía DW
    El 40% de las 560 especies de abejas salvajes nativas de Alemania están en peligro de extinción. Para sobrevivir necesitan materiales de construcción como arcilla, arena, tierra y viruta de madera. Anidan en suelos arenosos, madera muerta o tallos, así como en flores sin llenar de marzo a septiembre. Foto: U. Anspach vía DW
  • Pocos saben sobre la necesidad de las abejas salvajes y sus condiciones de vida. Según un estudio de la ONU hasta el 40% de las especies de insectos en el mundo están amenazadas de extinción. Si los pequeños polinizadores no existieran, los humanos tendrían que hacer su trabajo... a mano. Casi imposible y caro. Foto:  S. Babbar vía DW
    Pocos saben sobre la necesidad de las abejas salvajes y sus condiciones de vida. Según un estudio de la ONU hasta el 40% de las especies de insectos en el mundo están amenazadas de extinción. Si los pequeños polinizadores no existieran, los humanos tendrían que hacer su trabajo... a mano. Casi imposible y caro. Foto: S. Babbar vía DW
Compartido 0 Veces

Ver más imágenes

Si usted continúa navegando dentro de nuestro portal web, autoriza a GRUPO SEMANA para que realice el uso de cookies, de conformidad con los Términos de uso.

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com