• Todas las tortugas ponen sus huevos en tierra, cuando están listas para depositarlos. Las tortugas que viven en el agua saldrán de ella y cavarán sus nidos en la arena o en la tierra. Pero no son muy amorosas a la hora de criar: ninguna especie de tortuga se queda para cuidar a sus retoños. Cuando nacen, las pequeñas criaturas deben valerse por sí mismas. Foto: tomada de DW
    Todas las tortugas ponen sus huevos en tierra, cuando están listas para depositarlos. Las tortugas que viven en el agua saldrán de ella y cavarán sus nidos en la arena o en la tierra. Pero no son muy amorosas a la hora de criar: ninguna especie de tortuga se queda para cuidar a sus retoños. Cuando nacen, las pequeñas criaturas deben valerse por sí mismas. Foto: tomada de DW
  • Muchas especies están en peligro. Si bien han sobrevivido por millones de años, actualmente seis de las siete especies de tortugas son consideradas amenazas o en peligro por culpa de la actividad humana. Todos los años, miles mueren atrapadas en redes de arrastre, mientras que en algunas partes se las mata por sus huevos, carne o caparazones. Foto: tomada de DW
    Muchas especies están en peligro. Si bien han sobrevivido por millones de años, actualmente seis de las siete especies de tortugas son consideradas amenazas o en peligro por culpa de la actividad humana. Todos los años, miles mueren atrapadas en redes de arrastre, mientras que en algunas partes se las mata por sus huevos, carne o caparazones. Foto: tomada de DW
  • Sentido de la orientación. Las tortugas marinas son conocidas por su habilidad para retornar a la playa exacta donde nacieron. Pueden viajar por los océanos gracias a su capacidad para detectar campos magnéticos, pero también pueden recordar la "firma magnética" de la línea costera y pequeñas variaciones en esos campos, lo que les permite regresar a sus lugares de origen. Foto: tomada de DW
    Sentido de la orientación. Las tortugas marinas son conocidas por su habilidad para retornar a la playa exacta donde nacieron. Pueden viajar por los océanos gracias a su capacidad para detectar campos magnéticos, pero también pueden recordar la "firma magnética" de la línea costera y pequeñas variaciones en esos campos, lo que les permite regresar a sus lugares de origen. Foto: tomada de DW
  • Poseen una excelente vista. Las tortugas tienen una vista extraordinaria bajo el mar. Los investigadores han descubierto que pueden ver una amplia gama de colores diferentes, e incluso prefieren unos colores por sobre otros. Aunque las tortugas marinas son famosas por sus "GPS" internos, existe evidencia que sugiere que no ven muy bien cuando están en tierra. Foto: tomada de DW
    Poseen una excelente vista. Las tortugas tienen una vista extraordinaria bajo el mar. Los investigadores han descubierto que pueden ver una amplia gama de colores diferentes, e incluso prefieren unos colores por sobre otros. Aunque las tortugas marinas son famosas por sus "GPS" internos, existe evidencia que sugiere que no ven muy bien cuando están en tierra. Foto: tomada de DW
  • El sexo es determinado por la temperatura. Como los cocodrilos y los caimanes, el género de las tortugas es determinado después de la fertilización. Si los huevos se incuban por debajo de los 27,7 grados, las crías serán machos, pero si se incuban sobre los 31 grados, serán hembras. Si la temperatura está en medio, o fluctúa mucho, nacerá una mezcla. Foto: tomada de DW
    El sexo es determinado por la temperatura. Como los cocodrilos y los caimanes, el género de las tortugas es determinado después de la fertilización. Si los huevos se incuban por debajo de los 27,7 grados, las crías serán machos, pero si se incuban sobre los 31 grados, serán hembras. Si la temperatura está en medio, o fluctúa mucho, nacerá una mezcla. Foto: tomada de DW
  • Han estado acá mucho tiempo. Las tortugas lucen un poco prehistóricas y hay una razón para ello. El primer especimen surgió hace unos 260 millones de años, en el Triásico tardío. Poco después, la Tierra vivió la extinción masiva que acabó con cerca del 90% de la vida. Sus hábitos de madriguera las habían preparado para sobrevivir en el extraño nuevo mundo. Foto: DW
    Han estado acá mucho tiempo. Las tortugas lucen un poco prehistóricas y hay una razón para ello. El primer especimen surgió hace unos 260 millones de años, en el Triásico tardío. Poco después, la Tierra vivió la extinción masiva que acabó con cerca del 90% de la vida. Sus hábitos de madriguera las habían preparado para sobrevivir en el extraño nuevo mundo. Foto: DW
  • Pocos animales viven más que ellas. Si bien la esperanza de vida de una tortuga depende mucho de cada especie, casi todas tienen el potencial de vivir muchos años. Una típica tortuga puede vivir entre 10 y 80 años, mientras que las especies de mayor tamaño suelen superar los 100. Algunos científicos piensan que algunos ejemplares podrían vivir cientos de años. Foto: tomada de DW
    Pocos animales viven más que ellas. Si bien la esperanza de vida de una tortuga depende mucho de cada especie, casi todas tienen el potencial de vivir muchos años. Una típica tortuga puede vivir entre 10 y 80 años, mientras que las especies de mayor tamaño suelen superar los 100. Algunos científicos piensan que algunos ejemplares podrían vivir cientos de años. Foto: tomada de DW
  • Las hay de todos los tamaños y formas. Actualmente hay 356 especies conocidas de tortugas. En general, todas son reptiles de caparazón duro, pero allí es donde terminan las similitudes. Hay tortugas marinas, laúd, mordedoras, de caparazón blando (en la foto) y tortugas que en algunos países se catalogan como domésticas. En muchas partes, sin embargo, es ilegal tenerlas en casa. Foto: tomada de DW
    Las hay de todos los tamaños y formas. Actualmente hay 356 especies conocidas de tortugas. En general, todas son reptiles de caparazón duro, pero allí es donde terminan las similitudes. Hay tortugas marinas, laúd, mordedoras, de caparazón blando (en la foto) y tortugas que en algunos países se catalogan como domésticas. En muchas partes, sin embargo, es ilegal tenerlas en casa. Foto: tomada de DW
  • No todas las tortugas son testudínidos, pero todos los testudínidos son tortugas. Los testudínidos son una familia de tortugas terrestres herbívoras cuyos cuerpos están protegidos por una capa ósea externa. A esta familia pertenecen las tortugas gigantes de Galápagos, por ejemplo. Los testudínidos viven solamente en la tierra, mientras que hay tortugas de otras familias que viven en el agua, o cerca de ella. Foto: DW
    No todas las tortugas son testudínidos, pero todos los testudínidos son tortugas. Los testudínidos son una familia de tortugas terrestres herbívoras cuyos cuerpos están protegidos por una capa ósea externa. A esta familia pertenecen las tortugas gigantes de Galápagos, por ejemplo. Los testudínidos viven solamente en la tierra, mientras que hay tortugas de otras familias que viven en el agua, o cerca de ella. Foto: DW
  • Las hay vegetarianas y carnívoras. La mayoría de las tortugas son omnívoras, pero algunas pocas especies son más exigentes con su dieta. Aunque muchas se contentarán con algo de vegetales y frutas, la temible tortuga cocodrilo es casi totalmente carnívora y come desde peces hasta pequeños mamíferos que se acercan demasiado al agua. Foto: tomada de DW
    Las hay vegetarianas y carnívoras. La mayoría de las tortugas son omnívoras, pero algunas pocas especies son más exigentes con su dieta. Aunque muchas se contentarán con algo de vegetales y frutas, la temible tortuga cocodrilo es casi totalmente carnívora y come desde peces hasta pequeños mamíferos que se acercan demasiado al agua. Foto: tomada de DW
Compartido 0 Veces

Ver más imágenes

10

| 2020-07-23

EN IMÁGENES: Las ballenas y delfines siguen bajo amenaza

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com