;
DW

Los expertos calculan que entre 8.000 y 10.000 especies se desplazan cada año por agua, aire y tierra. En la migración están representados todos los grupos: aves, mamíferos y peces, pero también insectos, anfibios y reptiles e incluso seres microscópicos como el plancton del mar. 

Algunas especies como las anguilas y el salmón se desplazan solo de veces en su vida tras el nacimiento y para el apareamiento. 

Le sugerimos: Colombia, país de paso para 275 especies de aves migratorias

Las águilas europeas viajan al este de Florida, en el mar de los Sargazos para desovar. La travesía puede durar tres años. Otras especies recorren cada año largas distancias para ir a la misma región como, por ejemplo, las aves migratorias.  Las cigüeñas de Europa central emprenden el viaje hacia el sur cuando bajan las temperaturas y la comida escasea.

La capacidad para realizar una migración extenuante y llena de peligros está definida, con mayor o menor intensidad, en los genes. 

La mariposa monarca lleva a cabo una hazaña increíble, algunas de ellas recorren 3.600 kilómetros. Durante su viaje se orientan por los rayos del sol y los campos magnéticos de la Tierra.


Algunas aves dejaron de migrar y otras acortaron sus trayectos en los últimos años. Foto: Pixabay. 

Pero el récord migratorio lo marca el Gaviotín ártico, este pájaro viaja del polo norte al polo sur recorriendo 80.000 kilómetros al año.

La mayoría de los animales no migran en solitario, antes de emprender el viaje forman mandas que llegan a contar con hasta un millón de ejemplares. Viajar en grupo tiene ventajas como la protección contra agresores y depredadores. 

Le recomendamos: Alerta por caza indiscriminada de águilas cuaresmeras

Ecosistemas enteros dependen de la migración animal. El salmón se desplaza del mar a aguas dulces para apareare. Durante el desove, el excremento de los peses libera nitrógeno, un importante abono para árboles y plantas. Los bosques de Alaska no podrían sobrevivir sin los salmones, pues el 80 por ciento del nitrógeno allí lo producen los peces.

El cambio climático está transformando el comportamiento de los animales. Hay ganadores y perdedores. El bacalao tiene que abandonar su hábitat natural por el excesivo calor, al contrario de la caballa o verdel que busca el calor y ha extendido su zona de reproducción cientos de kilómetros hacia el norte. 


Algunas mariposas monarcas recorren 3.600 kilometros. Durante su viaje se orientan por los rayos del sol y los campos magnéticos de la Tierra, que han cambiado. Foto: Pixabay. 

Otros recién llegados, sin embargo, son problemáticos. El mosquito tigre asiático ha traído el dengue a Europa, una enfermedad potencialmente letal para el ser humano. 

Lea también: ¿Dónde habitan las más de 1.900 especies de aves que hay en Colombia?

Como cada vez más especies migran hacia el norte o el sur, los trópicos se están vaciando y la desaparición de las especies tiene consecuencias económicas.  En el sudeste asiático se espera que para mediados de este siglo el volumen de pesca se reduzca considerablemente por a falta de peces.  

También las migraciones de las aves están cambiando. En vez de volar a África, las cigüeñas ahora pasan el inverno en España, y otras especies que se consideraban migratorias como el mirlo ya no emprenden el viaje, ahora se quedan en Europa central. El cambio climático ha influido en sus patrones de comportamiento. 

Relacionados

Si usted continúa navegando dentro de nuestro portal web, autoriza a GRUPO SEMANA para que realice el uso de cookies, de conformidad con los Términos de uso.

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com