| 2020/07/10

EN VIDEO: Así es el tesoro alado de Colombia

Es el país con la mayor diversidad de aves del mundo, con casi dos mil especies surcando los cielos. Pero este preciado patrimonio natural no se cuida solo. Iniciativas civiles y emprendimientos conservacionistas ponen la mira en el universo de los pájaros y en su protección.

;
DW

Colombia es el país que tiene la mayor diversidad de aves en mundo. Son más de 1.900 especies que convierten a esta nación en un paraíso para los observadores de aves. 

Camilo y Nicolás Giraldo, fundadores de la empresa Penélope Birding, guían a los turistas a través de los hermosos bosques del Quindío, en el occidente colombiano. Gracias a la formación científica que ambos tienen, ofrecen a los viajeros una propuesta, ante todo, original

"Lo que ofrecemos es contarle a la gente todo lo que nosotros sabemos y a la vez utilizar las aves como excusa para atraer a los turistas a lugares muy hermosos y enseñarles de dinámicas de los ecosistemas y sobre por qué colombia es tan biodiverso", dijo Nicolás. 

Le sugerimos: Aviturismo en Colombia, amenazado por el regreso del conflicto armado

Pero no solo es atraer turistas lo que pretenden, sino también crear proyectos ecológicos que promuevan la conservación de estas especies.  

Otros emprendedores, en cambio, han hecho que los pájaros vengan a ellos. Tal es el caso de Leonor Pardo, que en el jardín de su casa ha instalado 40 bebederos de néctar, atrayendo no solo a los más hermosos colibríes, sino también a viajeros de todo el mundo que vienen a observar esta y otras especies. 

Se trata de un proyecto con el que busca proteger las aves. "Con el hecho único de verlas y admiaralas ya estamos logrando una gran cantidad de cosas de las que queremos", dijo Pardo, fundadora del Jardín Encantado.  

Le recomendamos: Aumento de las antenas ilegales, una amenaza para las aves migratorias

Al otro lado del país, en las fantásticas planicies de Casanare, un nuevo emprendimiento tiene lugar. Se trata de un safari a la llanera, una propuesta que facilita la observación de aves y vida silvestre en estos amplios paisajes.

Los llaneros dela zona forman parte fundamental de este proyecto, trabajando como guías locales, avezados en el avistamiento de aves. 

Desde Casanare hasta el Quindío, de este a oeste, los observadores de aves de aves van por toda Colombia siguiendo los cantos y encantos de estos maravillosos animales y dándole vida a una alternativa turística en el país, una apuesta que toma alas para volar alto.  

Relacionados

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com