Iniciamos la década de los grandes cambios y transformaciones que debemos emprender como sociedad para lograr un planeta seguro en términos climáticos, mediante la restauración de la biodiversidad perdida y la regeneración de la economía que comprenda los límites de funcionamiento de la Tierra.

El último informe del Foro Económico Mundial, ‘El futuro de la naturaleza y los negocios’, advierte que más de la mitad del PIB mundial (44 trillones de dólares) está en riesgo por la pérdida de la naturaleza, y que no son suficientes las medidas asumidas contra el cambio climático. La Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible es por ahora la hoja de ruta para poder crear cambios, pero como ya se advierte, debemos entre todos acelerar los procesos para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Le recomendamos: ¿Los parques nacionales le quedaron grandes a la nación?

Colombia es uno de los países megadiversos del planeta; sin embargo, las tendencias de deterioro de la naturaleza son muy preocupantes. La huella humana y sus consecuencias se distribuyen de manera diferente a lo largo del país, y el deterioro en las regiones Caribe y Andina debería prender las alarmas de todos. En este escenario, las contribuciones que hacen los parques nacionales naturales, no solo como lugares donde se conserva una parte de nuestra biodiversidad, sino en su papel menos visible con el cumplimiento de los ODS, son fundamentales.

Los ecosistemas en los parques nacionales son fuente de flujos de contribuciones ecológicas hacia sus entornos, claves para evitar la desertificación y la pérdida de regulación hídrica; mantener la polinización, la fertilidad de los suelos, el hábitat para especies de importancia pesquera; controlar inundaciones y tormentas, entre muchos otros servicios ecosistémicos.

Con esto cada uno de los 59 parques nacionales contribuyen al cumplimiento de varios de los ODS, como: 1. Poner fin a la pobreza, 2. Hambre cero, 3. Garantizar una vida sana, 4. Garantizar educación inclusiva, 5. Lograr la inclusión de género, 6. Garantizar la disponibilidad de agua y 13. Adoptar medidas contra el cambio climático.

Le sugerimos: Gorgona y Malpelo vuelven a recibir a los amantes de la naturaleza

Las contribuciones más importantes de los parques nacionales son para el objetivo 14: Conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible, y el objetivo 15: Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad.

Las políticas para la adaptación climática y el cumplimiento de las metas de la Agenda 2030 deberán fortalecer el papel de la conservación y acelerar los programas de restauración como una tarea urgente; la necesidad de una recuperación económica ante la crisis de la pandemia podría ver en este tipo de proyectos una fuente de nuevos empleos y una oportunidad para redireccionar la trayectoria de deterioro hacia una economía regenerativa.

*Directora de Parques Cómo Vamos y profesora de la facultad de Administración de la Universidad de Los Andes.