TENDENCIAS

¡Qué oso con chucho!

El animal que por primera vez recibió un habeas corpus, como si fuera humano, quedó enredado en una maraña judicial. Cuando al fin consiguió compañera en Barranquilla, su estancia en el zoológico resulta incierta.

¡Qué oso con chucho!
Cargando...

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com