La ilustración permite hacernos una idea del tamaño del reptil. Foto: gentileza Instituto Antártico Argentino.
;
BBC

Un equipo de paleontólogos argentinos halló los restos de un plesiousaurio —una especie de lagarto gigante— que habitó Antártica hace 150 millones de años, según confirmó la Agencia de Ciencia, Tecnología y Sociedad de la Universidad Nacional de La Matanza (CTyS-UNLaM).

Los restos de este reptil que vivió en el continente blanco durante el período Jurásico son los más antiguos encontrados hasta la fecha en esta región.

Le puede interesar: El tiburón "prehistórico" con 300 dientes que fue capturado por accidente

La especie tenía un cuello largo, adaptado para la caza marina, cuatro aletas y podía crecer hasta alcanzar los 12 metros.

"Este registro de plesiosaurio es 80 millones de años más antiguo que lo que se tenía conocimiento para la Antártida", señaló José Patricio O´Gorman, paleontólogo del Museo de la Plata (MLP) y del Conicet, y uno de los coautores de la investigación que se publicará en la revista Comptes Rendus Palevol.

Este animal marino carnívoro con un cuerpo de más de seis metros de largo fue encontrado a 113 Km (unas dos horas de vuelo) de la Base Marambio, la principal estación científica y militar permanente que Argentina mantiene en Antártica.

Según le explicó O´Gorman a CTyS-UNLaM, esta fue la primera campaña realizada en este yacimiento, "que es como un mar congelado de 150 millones de años en un excelente estado de conservación".

Sorpresa

El yacimiento, dicen los investigadores, cuenta con una gran cantidad de peces, amonites y ciertos bivalvos.

No obstante, reconoce Soledad Gouiric Cavalli, especialista del MPL y el Conicet en peces del Jurásico, "no esperábamos encontrar un plesiousaurio del tal antigüedad, fue sorprendente".

El yacimiento está a 113 Km de la Base Marambio.

"El hallazgo es bastante extraordinario porque el yacimiento no posee el tipo de rocas en las que se puede encontrar materiales preservados en tres dimensiones, como es el caso de las vértebras de este reptil marino", añadió la investigadora.

Le sugerimos: Un zorro que hace sus necesidades donde no debe y otras curiosas imágenes del concurso de fotografías cómicas de la naturaleza

Gracias a su estado de conservación, los científicos podrán estudiar las características de la especie así como las del medioambiente que habitaban.

El afloramiento será el objetivo de una nueva campaña de investigación que partirá hacia allí el 8 de enero.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.