En la mañana de este martes se abrió un nuevo capítulo del enfrentamiento que desde hace años mantienen algunas comunidades de Jericó, en el suroeste de Antioquia, con la empresa minera AngloGold Ashanti. La razón es la oposición de cientos de campesinos frente al proyecto Quebradona, que pretende explotar cobre y oro en las montañas de este pueblo tradicionalmente agrícola.

Le puede interesar: AngloGold Ashanti habría contaminado una quebrada en Antioquia

Según Néstor Cardona, un habitante del corregimiento de Palocabildo, en las primeras horas del día un grupo de funcionarios de AngloGold intentó ingresar a varias fincas del sector La Peña para realizar labores exploratorias en ese lugar. Sin embargo, un grupo de al menos 30 campesinos impidieron el acceso a los predios y exigieron la presencia del alcalde municipal, Jorge Andrés Pérez para que sirviera de mediador en este conflicto.

Vea también: “Hay que darle una oportunidad a la minería en Colombia”, Gunter Pauli

Tras la llegada del mandatario, los funcionarios de la empresa expresaron su desacuerdo con lo que calificaron “vías de hecho” de los campesinos, pues según ellos la empresa puede trabajar tranquilamente porque el subsuelo es del Estado y esas zonas están tituladas a favor de AngloGold. Sin embargo, Cardona cuenta que “desde hace un tiempo se les ha manifestado que en la parte alta de las veredas no queremos la presencia de ellos y no vamos a permitir que ejecuten su proyecto en nuestros territorios”.

Lea: AngloGold Ashanti, Cerromatoso y Drummond, en la mira

El proyecto minero Quebradona tiene divididas a las comunidades de Jericó. Actualmente la empresa desarrolla sus trabajos exploratorios en la vereda Quebradona, donde han recibido el apoyo de la mayoría de los habitantes, lo que les ha permitido realizar sus actividades sin mayores traumatismos hasta el momento. Pero la situación es distinta en las veredas que van desde Palocabildo hasta Vallecitos y La soledad, pues la oposición de los habitantes de esas zonas ha sido vigorosa hasta el punto de que han protagonizado varios bloqueos como los de hoy.

Luego de un par de horas de discusión, que incluyeron una intervención donde el alcalde reconoce la legítima protesta de los campesinos, se acordó una reunión pública el próximo martes 18 de abril en la cancha de Palocabildo para discutir sobre la presencia de la empresa minera en esos territorios. Ese día, a las 10 de la mañana, se escribirá un nuevo episodio de este enfrentamiento entre la empresa minera y algunas comunidades campesinas que se oponen a ese tipo de proyectos en sus territorios.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.