En su última edición impresa Semana Sostenible abordó el tema de la calidad del aire en el país, enfocándose en las tres principales ciudades del país: Bogotá, Medellín y Cali. Entre estas, la capital del Valle es la que mejor aire respira y así lo confirmó el viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Alberto Botero López, durante la primera Mesa de Control de Calidad del Aire, efectuada en Cali.

La ciudad cuenta con 9 estaciones para realizar un monitoreo de Material Particulado (PM10 y PM 2,5) y ha venido desarrollando  programas de educación ambiental para el transporte sostenible, el desarrollo de un estudio epidemiológico para  evaluar los efectos de la contaminación de aire en la  salud y la actualización periódica del inventario de emisiones. “Las condiciones geográficas y morfológicas de la capital del Valle, facilitan unas condiciones de calidad del aire adecuadas, sin desconocer la labor del Dagma, que ha venido efectuando la vigilancia de las áreas puntuales donde hay focos de emisiones”, dijo.

Le puede interesar: Calidad del aire en Colombia: cuando respirar mata

Al igual que las principales ciudades del país, en Cali, la flota de automotores es la que emite la mayor cantidad de gases y material contaminante con un 98,7%. Sin embargo, la salida de  alrededor  de 4.000 buses del transporte tradicional urbano, reemplazados por buses del sistema masivo MÍO, ha ayudado a reducir el impacto ambiental. 

Como lo anunció hace unos meses el ministro de Ambiente Luis Gilberto Murillo, ya se está cerca de endurecer la norma de calidad del aire en Colombia. Gestión preventiva,  estándares progresivos y fortalecimiento de la medición de la calidad del aire, son algunos de los aspectos primordiales que establece la Norma Nacional de Calidad del Aire, que expedirá el Ministerio en el septiembre, donde se fijarán niveles más estrictos y una gestión más preventiva de la calidad del aire en el país.

Según datos de Departamento Nacional de Planeación (DNP), los costos por la contaminación del aire urbano representan un 1,93% del Producto Interno Bruto (PIB) del 2015. Esta polución está  asociada a 10.527 muertes y 67,8 millones de síntomas y enfermedades, “de ahí la importancia de actualizar los equipos de monitoreo con el objetivo de determinar a mejor escala espacio-temporal el estado de la calidad del aire y contribuir a optimizar las medidas necesarias a favor de la reducción de concentraciones”, aseguró el viceministro Botero.

Le recomendamos: En Bogotá la pobreza asfixia

También es importante conocer que de acuerdo con el último informe de Calidad del Aire del IDEAM entre el 2011 y el  2015, las zonas con niveles más altos de contaminación en el país son, Bogotá, Ráquira (Boyacá), la zona minera del Cesar y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Aunque todavía falta mucho por hacer, ya hay algunos proyectos en marcha para tratar de combatir la problemática. En Bogotá  está el Plan Decenal de Descontaminación del Aire, con la puesta en marcha de 50 taxis eléctricos, el Plan de Ascenso Tecnológico para el Sistema Integrado de Transporte Público y el reemplazo de los buses de la fase I del sistema Transmilenio por buses de nuevas tecnologías.

Lea también: Baja calidad del aire ocasionaría 5.000 muertes en Colombia

Luego de la fuerte crisis que se vivió en Medellín, hoy se avanza con el Plan de descontaminación del aire para la región Metropolitana del Valle de Aburrá, con el sistema de bicicletas públicas,  planes empresariales de movilidad sostenible en entidades públicas y privadas, fortalecimiento de las redes de monitoreo de calidad del aire y acompañamiento técnico a las industrias para la implementación de sistemas de control de emisiones.

En la zona minera del Cesar se implementa el Programa de Reducción de la Contaminación para las áreas-fuente de contaminación clasificadas. Para ello se están aplicando medidas como la capacitación a la población y empleados de las empresas mineras en temas relacionados con la contaminación atmosférica, control de las emisiones mediante la pavimentación de vías dentro y en los alrededores de los asentamientos humanos, control de velocidad en vías y de emisiones al interior de las empresas, restricción al inicio de nuevas fuentes, fortalecimiento de la red de monitoreo y la aplicación de un modelo regional de dispersión de partículas.

En Boyacá, Corpoboyacá ha venido implementando desde el año 2013 uno de los proyectos más efectivos en reducción de emisiones en el país se refiere al trabajar en la erradicación de fuentes contaminantes en el valle de Sogamoso. Se eliminaron las emisiones contaminantes de los hornos de producción de ladrillo y cal, en los municipios que conforman la zona, con el fin de erradicar al menos 150 de los 600 hornos que constituyen fuentes de contaminación, bajo el esquema de Pago por Servicios Ambientales.                                                                                                                                                                                                 

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.