Foto: Cortesía WWF (Eric Giesbers)

La reciente versión del Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN, que se realiza por estos días en Hawái, publicó una nueva lista roja de la situación de la biodiversidad en el mundo. El nuevo listado comprende 82.954 especies de fauna y flora, en este cerca de un tercio, 23.928, están amenazadas de extinción, 68 se extinguieron en el estado salvaje y 855 desaparecieron.

(Le puede interesar: ¿Por qué los pandas sobreviven comiendo bambú siendo carnívoros?)

Sin embargo, ante el desolador panorama una llama de esperanza se abrió con el anuncio de que el oso panda gigante pasó de un estatus de especie "amenazada" a "vulnerable". Décadas de trabajos de conservación en China dieron sus frutos y se calcula que hay alrededor de 2.060 pandas en el mundo, sumados adultos y jóvenes.

El pilar de la estrategia china para salvar a este consiste en volver a plantar bambú en las zonas selváticas, para brindarles alimentación y hábitat. Asimismo, se desarrolló un programa de "préstamo de pandas" a zoológicos del mundo para ganar dinero e invertirlo en la protección de especímenes salvajes.

A pesar de las buenas nuevas, es necesario recalcar que la categoría de "vulnerable" es preocupante porque la mejora registrada en los últimos años podría ser de corta duración. Por tal motivo la UICN advierte que no hay que bajar la guardia, “para proteger a esta emblemática especie es crucial continuar implementando medidas eficaces de protección de las serlas y responder a las nuevas amenazas”. 

"Vivimos en una época de extremas mutaciones y cada puesta al día de la lista roja de la UICN nos muestra que la crisis mundial avanza muy rápidamente", aseguró Inger Andersen, directora general de la UICN.

Durante el mismo anuncio se dio una segunda buena noticia, que el Antílope del Tíbet (Pantholops hodgsonii) pasó de la categoría de "en peligro" la de "casi amenazado", gracias a una política de "rigurosa protección" que permitió que su número aumentara. Dos hechos que sin duda demuestran que con inversión y programas rigurosos es posible salvar de la extinción a miles de especies.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.