Mientras en Colombia desde diferentes frentes llegan peticiones al Congreso para que se ratifique el Acuerdo de Escazú, en México el Senado lo aprobó por unanimidad, conviertiéndose en el país número 11 en dar este paso, lo que permitirá, además, que este convenio regional entre en vigor.

Este instrumento regional sobre acceso a la información, participación pública y justicia en asuntos ambientales en América Latina y el Caribe, entrará en vigencia en los próximos 90 días y en Colombia a pesar de que el proyecto fue radicado con mensaje de urgencia por parte del Gobierno, el pasado 20 de julio, aún no se ha logrado avanzar, entre otras, por las voces en contra que se han alzado para que el país no forme parte del acuerdo. 

En un comunicado, el Senado mexicano recordó que el acuerdo es resultado de una fase preparatoria de dos años y de nueve reuniones del Comité de Negociación, en las que México participó activamente compartiendo propuestas, experiencias y buenas prácticas.

"Esto se tradujo en la adopción de un acuerdo que robustece los marcos normativos de los países de la región y alienta el desarrollo sostenible con mayor bienestar, inclusión e igualdad", indica la comunicación. De igual forma, dio a conocer que la decisión respaldada con 66 votos, fue remitida al Ejecutivo Federal para sus efectos constitucionales.

El Acuerdo involucra a los 33 países que integran América Latina y el Caribe. Y para que efectivamente entre en vigencia, se necesitaba que al menos 11 lo ratificaran y México ha cumnplido con esa cuota, luego de que Argentina tomara una decisión en el mismo sentido hace un par de meses. Los primeros en tomar la decisión fueron Antigua y Barbuda, Bolivia, Ecuador, Guyana, Nicaragua, Panamá, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas y Uruguay. 

A seguir el ejemplo de México

Las voces en torno a que en Colombia se siga el ejemplo de México no se han hecho esperar. Esta nación enfrenta unas problemáticas similares a las que se viven en territorio nacional.

Este convenio fortalecerá los mecanismos tendientes a proteger a los defensores del medio ambiente. Colombia fue el país donde más se asesinaron líderes ambientales el año pasado, con un total de 64, según la ONG Global Witness.  

Le recomendamos: Académicos piden a Duque urgir al Congreso para ratificar Acuerdo de Escazú 

Es de recordar que el Acuerdo se firmó el 4 de marzo del 2018 en Escazú, ciudad costarricense. Varios países lo firmaron al poco tiempo. Colombia apenas lo firmó en diciembre de 2019, producto de los planteamientos hechos en la Mesa de Negociación Nacional Ambiental, en la cual este fue un tema prioritario. 

Manuel Rodríguez, ex ministro de Ambiente, dice que ojalá los congresistas colombianos se informen bien sobre por qué en México no consideran que el Acuerdo sea una amenaza para su sector empresarial, ni para su soberanía, como se ha planteado en diferentes contextos en Colombia.  

Así las cosas, en Colombia se seguirá insistiendo para que el Congreso le de vía libre a la ratificación del Acuerdo a pesar de la oposición férrea que vienen ejerciendo algunos sectores, la cual ha generado varios aplazamientos a los debates que permitirán cumplir con este trámite. 

Le sugerimos: Acuerdo de Escazú: Congreso aplazó de nuevo debate de ratificación

Ambientalistas, académicos y políticos le han reiterado al presidente que cumpla con compromiso en torno a este tema y que urja al Congreso la ratificación del Acuerdo, pues a eso se comprometió en el marco de la Cumbre Presidencial por la Amazonía el pasado 11 de agosto y ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, el pasado 22 de septiembre. 

Han dicho que la ratificación del Acuerdo de Escazú es de vital importancia ya que otorga seguridad jurídica para las inversiones y el desarrollo de proyectos en Colombia, posición muy contraria a la que tienen los gremios económicos del país.