A través de un trabajo conjunto entre la Armada Nacional, Parques Nacionales Naturales de Colombia, la Fundación Malpelo y otras entidades locales, se logró la inmovilización de las embarcaciones.

El Santuario de Fauna y Flora de Malpelo ubicado a 265 millas náuticas del puerto de Buenaventura, y con una extensión de 2.667.908 hectáreas, es de gran importancia ecosistémica para el país, por ser hábitat de aves, mamíferos y peces y refugio para especies marinas pelágicas de gran tamaño como meros, pargos, cherna, picudos, atunes y grandes depredadores como los tiburones.

Lea también: Malpelo: se declaran 4,5 millones de nuevas hectáreas protegidas en el Pacífico

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza - UICN, destaca que varias de estas especies se encuentran en alguna categoría de extinción o vulnerabilidad debido a su ubicación. La variedad de especies hace que algunos pescadores de países vecinos como Ecuador, Costa Rica y Panamá, ingresen a la zona a realizar actividades de manera ilegal, generando una amenaza constante sobre este importante ecosistema.

Los tiburones son una de las especies emblemáticas de la isla de Malpelo. Foto: PNN

Y esta no fue la excepción. En desarrollo de las operaciones de control marítimo realizaas por la Armada de Colombia, en contra de los diferentes delitos transnacionales en el mar, inteceptaron seis lanchas de bandera ecuatoriana. En la captura se detuvieron a 27 personas, 21 ecuatorianos y seis colombianos que realizaban actividades de pesca ilegal, a 18 millas náuticas al sureste del santuario de fauna y Flora de Malpelo. 

El ARC “7 de agosto”, Patrullera Oceánica de la clase OPV 80 de fabricación colombiana, transportó a bordo y con las adecuadas medidas de seguridad, a los 27 hombres capturados, así como a la carga representada en más de una tonelada de atún, cherna, sardinatas y cabezudos.

Las embarcaciones de los capturados fueron remolcadas hasta el puerto de Buenaventura en el Valle del Cauca, y dejadas a disposición de las autoridades competentes. 

La Armada, PNN y la Fundación Malpelo siguen trabajando por la protección y conservación del Santuario. Foto: PNN

En Malpelo, la Aramada de la mano de Parques Nacionales Naturales y la Fundación Malpelo cuentan con apoyo tecnológico y la presencia permanente de personal en el área protegida, haciendo monitoreo de este tipo de delitos y en pro de la protección de la soberanía y de los recursos naturales del Pacífico colombiano.

También le puede interesar: 40 países aprobaron resolución contra la caza de ballenas; Japón se opuso

Las tres instituciones asegura que continuarán trabajando de manera conjunta y permanente en programa de investigación y monitoreo, así como de prevención, vigilancia y control, que han permitido obtener información para mantener en el mejor estado de conservación de esta área protegida y reducir la pesca ilegal que presiona este santuario natural, declarado por la UNESCO como Patrimonio Natural de la Humanidad.