Los consumidores en el mundo cada vez son más conscientes de la necesidad de proteger el medio ambiente y de ejercer su poder y voz a través de los productos que compran; una tendencia que no es ajena a Colombia y, por el contrario, es una forma de pensar que está más marcada de lo que podría pensarse.

Así lo evidencia el Global Sustainable Shoppers Report, realizado por la consultora multinacional Nielsen, según el cual, Colombia es el segundo país -después de India-, en donde los consumidores demandan mayor sostenibilidad por parte de las empresas con un porcentaje de 96. En el país asiático el porcentaje es de 97% y en el tercer lugar se ubica México con 95%.

De acuerdo con el análisis -que se aplicó en 64 países del mundo-, la sostenibilidad es una manera de generar engagement con los consumidores mostrándoles que hay un interés por sus necesidades y preocupaciones actuales fabricando y poniendo en el mercado productos que cumplan con esas expectativas.

Lea también: El colmo Cambiar la cáscara por plástico

Es así como el 46% de los encuestados en el mundo dice estar dispuesto a sacrificar marca para comprar productos que sean amigables con el ambiente.

Si se compara Colombia con la medición global, el 59% de los colombianos encuestados definitivamente cambiaría sus hábitos de consumo, mientras que en en el indicador general el porcentaje es de 30.

El informe de Nielsen evidencia que el 47% de los colombianos declara que comprará productos o marcas ecológicas, incluso si son más caros, mientras que solo el 37% de los encuestados a nivel global se siente identificado con esta afirmación. No obstante, los consumidores locales consideran que conseguir conseguir productos amigables con el medio ambiente en las tiendas donde normalmente hacen sus compras es difícil, mientras que en el promedio de la muestra mundial este no es un inconveniente mayor. 

Aunque una buena parte de los consultados prefiere comprar productos o marcas amigables con el medio ambiente, dado que pueden ser un poco máso, terminan adquiriendo otros que no poseen esta característica.

Frente a la pregunta, a qué cosas renunciarían para comprar productos amigables con el ambiente, los colombianos indicaron que estarían dispuestos a no darle relevancia al tipo de empaque, la marca y el diseño, siempre y cuando los productos les brinden lo que esperan en materia de sostenibilidad y protección del planeta.

Foto: Getty

Una de las preguntas de la encuesta apunta a cuáles son los problemas ambientales que preocupan en mayor medida a los colombianos, a lo cual respondieron que la polución (contaminación) del agua, seguido de la polución del aire y la escasez del mencionado líquido. 

Más del 90% de los colombianos afirmó estar “demasiado” o “muy” preocupado por estos problemas medioambientales, mientras que a nivel global fueron menos del 80% de las personas participantes. Y no es para menos que esta sea un inquietud relevante, pues de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, 9 de cada 10 personas alrededor del mundo respiran aire altamente contaminado. De igual forma, en el informe se indica que el 80% del agua que se desperdicia en el mundo no es tratado lo que genera contaminantes que van desde desperdicios animales hasta químicos tóxicos derivados de basura como los plásticos.  

De qué preocuparse

El tema del consumo de productos sostenibles toma más relevancia si se analizan cifras como las presentadas por la Organización The Who, las cuales estiman que 12,6 millones de personas mueren en el mundo como consecuencia del impacto del medio ambiente en la salud.

De ahí que las preocupaciones de los compradores y consumidores no sean menores y por ello el tema de sostenibilidad cobra mayor importancia dados los nuevos hábitos de consumo y las campañas emprendidas no solo por las empresas, sino por los propios gobiernos que en muchos países del mundo ya trabajan en el tema.

El análisis indica que el target de consumidores con mayor conciencia de la protección ambiental corresponde a los millenials (21-34 años), con un 85%, seguido de la Generación Z (15-20 años) y la generación X (35-49 años).

Le puede interesar: Obesidad desnutrición clima tres males y una misma amenaza

Juliana Marín, líder de Consumer and Industry Expert de Nielsen Colombia, precisa que los consumidores son cada vez más conscientes no sólo de consumir saludable para su cuerpo, sino también para el planeta y por ello buscan cada vez más que los productos sean libres de crueldad animal y amigables con el ambiente, con una tendencia hacia lo natural y lo orgánico; que aunque se asocian a un concepto premium, el consumidor está dispuesto a pagar más.

En medio de este cambio de tendencias, hay un aspecto clave y es que las compañías pueden beneficiarse y ser financieramente sostenibles si entienden la complejidad e importancia de este tema, concluye en el informe.

Marín explica que hay 5 estrategias en sostenibilidad para fabricantes y retailers. 1. reducir o cambiar sus empaques o componentes; 2. renovar su cadena de abastecimiento o proveedores; 3. diversificar su portafolio de productos; 4. cambiar o actualizar su modelo de negocio y, por último, integrar la sostenibilidad en los puntos de contacto entre el consumidor y el mercadeo. 

Así que es la oportunidad para las organizaciones empresariales de escuchar a sus clientes y consumidores, cuidarlos y apuntar a satisfacer sus necesidades.