La Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena (Cormacarena), ordenó la suspensión del vertimiento de más de 1.500 litros de aguas tratadas por segundo del campo de producción de Acacías, que recoge la disposición de las aguas de Chichimene y Castilla, pertenecientes a la compañía Ecopetrol.

La autoridad ambiental adoptó la decisión luego de una visita técnica que realizó en compañía de la Fiscalía General de la Nación y de la comunidad de la zona de influencia, en donde, según informó, se evidenció el incumplimiento de las condiciones y los requerimientos establecidos para el vertimiento de este tipo de aguas en el río Guayuriba. 

Le sugerimos: Jalón de orejas a Ecopetrol por derrame de hidrocarburo en Acacías

Andrés Felipe García Céspedes director de Cormacarena, aseguró que todas las empresas sin excepción, que laboran en el sector de hidrocarburos, deben cumplir cabalmente con el marco legal ambiental establecido para el desarrollo de su actividad.

Igualmente dijo, que el apoyo de los habitantes del sector de Vegas del Guayuriba ha sido fundamental para tomar este tipo de acciones en pro de la preservación y conservación de los recursos naturales del departamento.

Frente al tema, Ecopetrol informó que cumple con los parámetros definidos por las autoridades ambientales con relación a los vertimientos en el río Guayuriba en el departamento del Meta y que realiza monitoreos permanentes a ese cuerpo de agua para asegurar los estándares de calidad exigidos.

Contaminación en el río Guayuriba. Foto: Cormacarena

Si bien Ecopetrol reitera que no fue debidamente notificada de la decisión que soporta la medida adoptada por la Corporación consistente en suspender temporalmente el vertimiento, la Empresa es respetuosa de las decisiones de las autoridades ambientales y acata dicha medida.

De la misma forma, Ecopetrol le solicitó a Cormacarena que revoque la medida preventiva impuesta, proceda a realizar la notificación del acto administrativo No. Auto PS-GJ.1.2.64.20- 0329 de 21 de mayo de 2020 y de cumplimiento a los derechos fundamentales al debido proceso y al derecho de contradicción.

Así mismo, la Empresa reiteró su disposición para aclarar las acciones que Cormacarena y las autoridades ambientales consideren necesarias para garantizar el cumplimiento legal ambiental.

La visita de funcionarios de Cormacarena permitió determinar contaminación por aguas tratadas. Foto: Cormacarena 

Argumentó que la inmediata aplicación de la medida afectará la operación de 123 pozos cuya producción asciende a 17.000 barriles por día del Campo Castilla, con las repercusiones que ello trae consigo sobre los recursos que deriva la actividad para el desarrollo económico de este importante centro de producción de hidrocarburos del país.