La contaminación del aire podría reducir en 20 meses, en promedio, la esperanza de vida de los niños nacidos este año y tendrá un impacto mayor en el sur de Asia, según un estudio publicado este miércoles en Hong Kong.

Según el informe sobre la calidad del aire en el mundo, dado a conocer por Health Effects Institute, con sede en Boston, la contaminación del aire es el quinto factor de riesgo de mortalidad en el mundo, por delante el paludismo, los accidentes de carretera, la malnutrición y el alcohol.

Le puede interesar: El problema de la contaminación atmosférica

La disminución de la esperanza de vida no se manifiesta de la misma forma en diferentes regiones del mundo, dicen los autores, que destacan que para los niños del sur asiático se reduce en 30 meses debido a una mezcla de aire exterior contaminado y aire del hogar viciado. En América del Norte, por su parte, los menores  pierden unos 4 meses de esperanza de vida.

Si la contaminación del aire se reduce a niveles inferiores de los que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), la esperanza de vida en Bangladés aumentaría casi 15 meses, indican los investigadores, basándose en datos de 2017.

En India, Pakistán y Nigeria, entre tano, verían aumentar la esperanza de vida casi un año, según las conclusiones del estudio.