A través de un video difundido en un evento virtual que realizó el gobierno de Colombia como anfitrión de la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, sostuvo que era preciso que toda la comunidad global cambiara de rumbo, tras la pandemia del nuevo coronavirus.

Le sugerimos: Pandemia no es excusa para flexibilizar políticas ambientales: ONU

Para el representante de esa organización solo de esa manera sería posible edificar
 un futuro verde y resiliente. "En la reconstrucción mejorada posterior a la pandemia de la covid-19, demos a la naturaleza el lugar que le corresponde, haciendo de ella la consideración primordial en la toma de decisiones", agregó.

Para Guterres, la aparición del nuevo coronavirus es parte de un "claro mensaje" enviado por la naturaleza ante la degradación de hábitats y pérdida de biodiversidad relacionadas con la actividad humana, a los que se suman incendios, inundaciones y otros desastres naturales cada vez más frecuentes.


Según el Secretario General de la ONU, los humanos deben repensar su forma de consumir y producirr en pro de ser más sostenibles. Foto: Greenpeace.  

"Repensemos lo que compramos y usamos, adoptemos hábitos, sistemas alimentarios y modelos empresariales sostenibles, salvaguardemos los espacios y la vida silvestre que aún existen, y comprometámonos a forjar un futuro verde y resiliente", pidió Guterres.

En una carta leída en el mismo evento, el papa Francisco abogó por el cuidado de los ecosistemas con "una mirada de futuro que no se quede solo en lo inmediato, buscando una ganancia rápida y fácil", sino que "busque la preservación en beneficio de todos".

El presidente colombiano, Iván Duque, respaldó el llamado del secretario general y abogó por "consolidar en el mundo una genuina ética ambiental".

Le recomendamos: El devastador impacto del hombre en la biodiversidad tiene bajo amenaza un millón de especies

Desde que se detectó en diciembre en la provincia china de Wuhan, el nuevo coronavirus ha provocado más de 390.000 muertes y contaminado, al menos, a 6,6 millones de personas en el mundo.

La ONU ha advertido sobre el peligro de que la reactivación económica que siga al confinamiento venga acompañada de un aumento en las emisiones de carbón, y pidió que se establezcan programas que promuevan un "crecimiento más verde".

Los récords de calor, la acidificación de los océanos, el aumento del nivel del mar y el deshielo de los glaciares revelan que hubo una aceleración del cambio climático en los últimos cinco años, según un informe sobre el clima de la Organización Meteorológica Mundial.

*Con información de AFP.