La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) le acaba de dar un revés al proyecto de explotación subterránea de minerales auroargentíferos Soto Norte de la Sociedad Minera de Santander S.A.S.

El auto 09674 del 2 de octubre del ANLA ordenó el archivo del trámite administrativo de evaluación de licencia ambiental presentado por sociedad, una decisión que según la entidad está proceso de notificación a la empresa y a los terceros intervinientes reconocidos y contra la cual procede recurso de reposición.

Le puede interesar: Estudio advierte sobre impactos que traería proyecto minero en Santurbán

“Como consecuencia del análisis realizado al estudio de impacto ambiental y a la información allegada posteriormente por la empresa, el equipo técnico de la ANLA estableció que no era posible emitir una decisión de fondo sobre el proyecto minero, por lo que éste debía ser archivado”, dijo la entidad.

El páramo de Santurbán podría verse afectado por el proyecto minero. Foto: Guillermo Torres (Semana).

Dentro de las principales consideraciones técnicas de la ANLA para ordenar al archivo del proyecto están la definición del área de influencia, aspectos técnicos del depósito de relaves (residuos de la actividad minera), consideraciones sobre la geotecnia, la hidrología e hidrogeología, el plan de manejo de riesgos y la valoración económica.

“Cabe resaltar que durante el proceso de evaluación del proyecto minero de Soto Norte, la autoridad ambiental solicitó información adicional a la Sociedad Minera de Santander, la cual, una vez presentada por la empresa, fue analizada por el equipo técnico de la ANLA”, argumentó la autoridad.

El proceso de evaluación contó con más de 30 profesionales y expertos en geología, hidrogeología, geotecnia, geoquímica y calidad del aire, al igual que el apoyo de cinco profesionales de la facultad de minas de la Universidad Nacional, sede en Medellín.

Santurbán es uno de los ecosistemas más acechados por la minería. Foto: Victor Galeano (Semana).

“Es importante resaltar que durante este trámite ambiental se han reconocido a la fecha 44.191 intervinientes, situación que ha garantizado la participación ciudadana y el acceso a la información del trámite de licenciamiento ambiental a las comunidades aledañas al proyecto, durante todo proceso de evaluación”, anotó la entidad.

La decisión emitida por la ANLA se fundamentó en los argumentos técnicos del estudio de impacto ambiental y de las respuestas emitidas por la empresa a los requerimientos realizados por parte de la autoridad ambiental.

Respiro para Santurbán

El proyecto minero subterráneo Soto Norte, cercano al páramo de Santurbán y que impulsa la Sociedad Minera de Santander (Minesa) desde el 2015, ha tenido varios detractores.

Le puede interesar: Este jueves, Congreso debate proyecto de minería en Santurbán

En julio de este año, la Alcaldía de Bucaramanga, el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, el Área Metropolitana de Bucaramanga y la Alcaldía de California, presentaron el primer informe de observaciones al estudio de impacto ambiental, el cual arrojó que existe una conexión entre las aguas afectadas por el proyecto minero y las aguas que arriban y abastecen al acueducto de Bucaramanga, a través del río Suratá. 

Carlos Sotomonte, asesor de temas ambientales de la Alcaldía de Bucaramanga, dijo en su momento que dentro de los hallazgos se logró determinar que Bucaramanga no está desconectado hídricamente del proyecto Soto Norte

La ejecución del proyecto impactaría al páramo de Santurbán. Foto: Victor Galeano (Semana).

"Minesa ha venido diciendo que hay un basamento cristalino, es decir, una roca que no permite la filtración del agua, que la zona del proyecto está aislada y no afecta las aguas del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga. Eso es un cuentazo”, comentó Sotomonte a un diario local.

El alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, aseguró que debido al proyecto minero podría presentarse desabastecimiento hídrico para la región. “Con este documento queremos abrir ese gran debate de discusión donde explicamos por qué rechazamos de manera enérgica y categórica el proyecto minero.

El informe también advirtió sobre las afectaciones que traería el megaproyecto en la biodiversidad del páramo de Santurbán, ecosistema que alberga 450 especies de flora y 290 de fauna. “La ejecución del proyecto impactaría por lo menos a 60 tipos de especies de flora y fauna, al igual que 10 nacimientos de agua”. 

El estudio resaltó que el 81 por ciento de los impactos ambientales y socioeconómicos del proyecto son negativos.