La zozobra volvió al municipio de Ricaurte, en el departamento de Nariño. Los letreros alusivos al ELN que aparecieron pintados la mañana de este lunes en varias fachadas de las casas de esa población, encendieron las alarmas de sus habitantes, que en un 80% hacen parte de la comunidad indígena awá. 

La angustia incrementó tras la aparición de un panfleto en el que ese grupo guerrillero señalaba que en conmemoración de su aniversario número 55 realizaría desde este lunes y hasta el próximo jueves 18 de julio, a las 12:00 de la noche, un paro armado que se extendería por las principales vías terrestres y marítimas del suroccidente de Nariño.

"Les pedimos prudencia a las empresas de buses y transporte de carga y otros a no transportarse durante las próximas 72 horas", indicaba el escrito que se atribuyó el frente guerrillero comuneros del sur. 

Le sugerimos: Águilas Negras amenazan a indígenas del Pueblo Awá

La aparición de un carro abandonado con letreros alusivos al ELN en la vía que comunica a Pasto con Tumaco, cargado, al parecer, con explosivos, terminó por alertar a la comunidad. El hecho se registró en el kilómetro 21 sobre el puente Palpis, en jurisdicción de Ricaurte.  

"Nosotros íbamos pasando por la vía Panamericana, entre Ricaurte y Ospina, hacia las 11:00 de la noche del domingo 14 de julio, cuando nos encontramos con esa situación. Nos preocupa mucho que fue en jurisdicción de nuestro resguardo Palmar", indicó Miguel Caicedo, coordinador binacional de derechos humanos de la Gran Familia Awá. 

El líder indígena aseveró que desde que las Farc desterraron al ELN, entre el 2003 y 2004, esa guerrilla no hacía presencia en la zona. "Se habían escuchado rumores de que habían vuelto al territorio, pero desde esa época no realizaban este tipo de cosas: atemorizar a la gente de esa manera", manifestó.  

Le recomendamos: Hay 81 resguardos indígenas en peligro por 37 contratos petroleros

Caicedo teme por la seguridad de los integrantes de su pueblo y por el retroceso que puedan registrar los proyectos productivos y de turismo que están implementando. "La preocupación es enorme. Hacemos un llamado al gobierno a que haga presencia en los territorios y visibilice esta problemática, porque los proyectos que tenemos en temas, por ejemplo, de conservación se pueden ver truncados cuando hay este tipo de amenazas, pues en gran parte son financiados por organizaciones internacionales", apuntó el coordinador, quien aseguró que el Ejército ya hace presencia en la zona. 

Los gobernadores, líderes y coordinadores de la comunidad indígena awá, pertenecientes al Cabildo Mayor Awá de Ricaurte (Camawari), habían sido amenazados el pasado mes de mayo por parte del grupo de las Águilas Negras, que los declaró objetivos militares. 

En el Cauca también hay angustia 

Este lunes se cumplen las 72 horas que los actores armados le dieron a los líderes del Consejo Comunitario de la Toma, en el municipio de Suárez, Cauca, para salir del territorio, so pena de atentar contra sus vidas.  

Ante esta situación, el Consejo Comunitario Afrodescendiente del Corregimiento La Toma, la Movilización de Mujeres Negras por el Cuidado de la Vida y los Territorios Ancestrales, la Asociación de Consejos Comunitarios de Suárez, Asocoms, la Asociación de Mujeres del Norte del Cauca, Asom, al igual que el Palenque de Derechos Humanos de la Asociación de Consejos Comunitarios del Norte del Cauca, Aconc, y el Proceso de Comunidades Negras en Colombia, PCN, vienen convocando a las comunidades a reafirmar su permanencia en el territorio.

Le puede interesar: Por la vía jurídica, indígenas de la Sierra Nevada piden protección de sus derechos

"Convocamos a la Fiscalía General de la Nación, Defensoría del pueblo, Procuraduría General de la Nación y demás órganos responsables a garantizar la vida y protección de la comunidad", señalaron estas organizaciones sociales a través de una convocatoria a una rueda de prensa que se realizará la tarde de este lunes, desde las 2:00 p.m., en la vereda Yolombó, de Suárez.