;
BBC

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, está dispuesto a aceptar la ayuda del G7 si el presidente de Francia, Emmanuel Macron, retira sus "insultos".

"Primero, Macron tiene que retirar sus insultos. Me llamó mentiroso. Una vez que haga eso, entonces podemos hablar", dijo este martes Bolsonaro.

Esas palabras en Brasilia llegaron horas después de que su gobierno rechazara la ayuda ofrecida este lunes por el grupo de países del G7 (Estados Unidos, Francia, Alemania, Japón, Canadá, Reino Unido e Italia) para combatir los incendios que consumen la Amazonia.

Este lunes, durante la cumbre de los líderes de los siete países en la localidad francesa de Biarritz, Macron informó sobre la creación de un fondo de US$22 millones para colaborar en la lucha contra el fuego.

"Agradecemos la oferta, pero tal vez esos recursos sean más útiles para reforestar a Europa", había dicho tras el anuncio Onyx Lorenzoni, jefe de gabinete de Bolsonaro, según los medios brasileños.

Lea también:

"Macron no pudo prevenir un incendio en una iglesia que es considerada patrimonio de la humanidad y ¿ahora quiere darnos lecciones?", agregó, en referencia a las llamas que devastaron la catedral de Notre Dame, en París, el pasado abril.

Macron respondió este martes a la negativa y dijo que era un error.

"Soy consciente de las preocupaciones, o quizás la torpeza de algunos líderes, que consideran que la soberanía significa ser agresivo", dijo Macron.

"Eso, creo, es un gran error. Nosotros somos un país soberano y cuando tenemos algo grave aceptamos felices y agradecidos la solidaridad internacional porque es un gesto de amistad", agregó.

"Pero, sobre todo, hay nueve países en la Amazonia, hay muchos países que han pedido nuestra ayuda. Es importante movilizarnos lo más rápido posible para que Colombia, Bolivia y todas las regiones de Brasil que quieren tener acceso a la ayuda internacional pueden tenerla y puedan reforestar rápidamente", añadió.

El ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, había dicho que su país agradecería la financiación del G7, pero después de una reunión entre Bolsonaro y sus ministros el gobierno brasileño cambió el discurso.

También le pued interesar: Bolsonaro destituye al supervisor de deforestación en Brasil

Luego, en entrevista con BBC Brasil, Salles acusó a Macron de utilizar el debate sobre la Amazonia como "bandera política".

"Una colonia"

Ya antes, el mismo día del anuncio del G7, Bolsonaro había acusado a Francia de tratar a Brasil como una colonia.

En concreto, acusó al gobernante francés de "disfrazar sus intenciones sobre la Amazonia detrás de la idea de una ‘alianza‘ de los países del G7 para ‘salvar‘ la Amazonia, como si fuésemos una colonia o una tierra de nadie".

Y a ello le siguió una rápida escalada diplomática con su homónimo francés.

Protestas en Lisboa por las políticas del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sobre la Amazonía.
Ante la ayuda aprobada, Bolsonaro acusó al G7 de tratar a Brasil "como una colonia". Foto: Getty Images

Con más de 74.000 incendios registrados desde enero, según datos del INPE (siglas en portugués del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil), Brasil muestra un aumento de incendios forestales de 83 % entre enero y agosto comparado con el mismo periodo del año pasado.

Despliegue en el Amazonas

Ante ello, Bolsonaro autorizó el pasado viernes el despliegue de cerca de 44.000 soldados en reservas naturales, tierras indígenas y áreas fronterizas de la región para luchar contra el fuego.

Lo hizo tras una intensa presión de líderes internacionales por la preocupación mundial desatada en torno a los incendios y a las políticas de Bolsonaro respecto a la Amazonia, que apuestan por liberar la explotación comercial de la minería, la agricultura y el turismo en la rica región natural.

Vea también: Así se trafica la madera en la Amazonia colombiana

Por su parte, el ministro de Defensa, Fernando Azevedo e Silva, afirmó este lunes que la situación "está bajo control" y que por ahora solo "preocupa un poco" el fuego reportado en los estados Acre, Rondonia y Pará.

G7 reunión
Image caption El grupo del G7 está conformado por los países de EE.UU., Alemania, Japón, Reino Unido, Italia. Canadá y Francia. Foto: Getty Images

Sobre la ayuda aprobada el lunes por el G7, ya Greenpeace Francia la había tildado de"inadecuada dada la urgencia y la magnitud de este desastre ambiental".

De acuerdo a lo señalado por el mandatario francés, los US$22 millones estarían disponibles de inmediato para contratar, en principio, más aviones diseñados para apagar este tipo de incendios y el apoyo a los militares que están en el terreno combatiendo las llamas.

Los incendios de la Amazonia no se han limitado a Brasil, también afectan las regiones amazónicas de Bolivia, Paraguay Perú.

La reticencia de Bolsonaro

Bolsonaro ha defendido que la Amazonia, de la que dos tercios están en su territorio, es soberanía de Brasil.

"Brasil es como una virgen que todos los pervertidos de fuera desean", había respondido el mandatario brasileño ante periodistas el 6 de julio tras ser preguntado sobre la protección medioambiental de la Amazonia.

Durante largo tiempo, Bolsonaro ha mantenido que los países europeos intentan acceder a los recursos naturales de Brasil. De hecho, alega que los intereses de Europa por el bienestar del Amazonas son un disfraz para intervenir en la región.

Lea también: Miembros del G7 ayudarán a países afectados por incendios en la Amazonia

Desde entonces, ha vinculado los intentos de ayuda europeos con un motivo de soberanía una y otra vez.

"Estos países que envían dinero aquí no lo hacen por caridad. Lo mandan con el propósito de interferir en nuestra soberanía", dijo Bolsonaro la semana pasada.